Cuando Cleida García acudió desesperada a las redes sociales a exponer la violencia sexual a la que había sido sometida su hija menor de edad, por varios hombres, fue porque “no había encontrado la respuesta penal que esperaba en aquel momento”, según cuenta a SEMlac. Pero en verdad tampoco sabía de la existencia de servicios y personas capacitadas para orientarla y ofrecerle acompañamiento jurídico efectivo.Leer más

La respuesta integral a la violencia basada en género requiere pasar de la atención de los episodios violentos, a transformar las causas y condiciones que los generan, señalaron especialistas en la IV Reunión de Investigadores/as “Construyendo políticas basadas en evidencias científicas”, realizada del 22 al 26 de noviembre en Matanzas, a unos 100 kilómetros de la capital.Leer más

Entrenadas para el cuidado de los otros y no para el suyo propio, educadas en roles que las sobrecargan física y psicológicamente y que afectan su cuerpo y bienestar emocional, las mujeres necesitamos reaprender que cuidarnos y amarnos es no solo una manera de proteger la salud, sino el primer paso para romper con las violencias a las que estamos expuestas.Leer más

El desconocimiento de los lugares a donde acudir en busca de ayuda y el temor a represalias múltiples por parte de su agresor muchas veces paraliza a las víctimas de violencia y les impide romper las cadenas de maltrato.
Así le sucedió a la holguinera Raquel Fuentes* , ama de casa y madre de tres hijas. Después de casi un lustro soportanto maltratos de su pareja y padre de las niñas, decidió recorrer los más de 740 kilómetros desde Holguín para asentarse en La Habana, pues su hermana se marchaba del país y le dejó en custodia un apartamento.Leer más

“Lo primero es que te atiendan y te entiendan, que no te juzguen para nada, que no te critiquen, que no sientas que estás haciendo algo mal, que te crean y te apoyen”, explica Alina a SEMlac.

Alina no es el nombre real de esta mujer, que prefiere no revelar su identidad, aunque afirma que su historia ya no tendrá consecuencias. Esta joven profesional de la salud vive en la ciudad de Cienfuegos, a 233 kilómetros de La Habana, y fue víctima de violencia psicológica por parte de su pareja.Leer más