Red universitaria aboga por un feminismo compartido

La Habana, noviembre (SEMlac). Que las luchas y aprendizajes feministas no sean sólo “cosas de mujeres” fue una de las reflexiones más reiteradas durante II Jornada Estudiantil por la No Violencia de Género, organizada por la Red Feminista de la Universidad de La Habana, el 21 de noviembre, en el Patio de los Laureles de la Facultad de Matemática y Computación de esa casa de altos estudios.

La jornada acogió un taller sobre patriarcado, violencia de género y feminismos, «una conspiración» previa a la Jornada por la No Violencia de Género, según explicó la estudiante de cuarto año de Sociología Anabel Antuña, una de las impulsoras de la red universitaria.

Red Feminista de la Universidad de La Habana
Que las luchas y aprendizajes feministas no sean sólo “cosas de mujeres” fue una de las reflexiones más reiteradas durante II Jornada Estudiantil por la No Violencia de Género, organizada por la Red Feminista de la Universidad de La Habana. Foto: SEMlac Cuba

«El problema era el mundo, con sus códigos sexistas y patriarcales. El problema era de todos…». Los versos de la feminista colombiana Jhoana Alexandra Patiño López, compartidos a modo de provocación, abrieron un ejercicio reflexivo que se extendió por más de dos horas entre estudiantes de Letras, Sociología, Derecho y de la facultad sede del encuentro.Para Carlos, estudiante de Matemática, su definición de feminismo es que esta propuesta tiene en el centro “la igualdad para todos” y eso contrasta con la visión estrecha de considerarlo “un pensamiento extremista”.

“Me gusta aprender y a lo mejor de aquí salen cosas que me hacen cuestionarme otros puntos de vista”, precisó durante la ronda de presentaciones, un ejercicio donde cada participante compartió sus expectativas, sin cuestionamientos formales ni moldes preconcebidos.

Anabel Antuña
Lo fundamental es conocer sobre feminismo, desmontar los mitos y estereotipos que desde chiquitas nos han enseñado sobre cómo ser mujer y ser hombre. Y poder identificar cómo están en el trasfondo de la violencia de género”, insistió Anabel Antuña (en primer plano en la imagen). Foto: SEMlac Cuba

Lázaro, su compañero de facultad, aseveró que, para él, el feminismo es un pensamiento que “cualquiera puede defender y llevar” y “siendo yo hombre, puedo ayudar a que otra gente se una y lo defienda”.

Según Antuña, una de las cuestiones que más la entusiasmó de la jornada fue justamente que contaron con una mayor participación de estudiantes varones que en encuentros previos.

“Estoy investigando en mi tesis de grado el tema de las masculinidades, porque siento la importancia también de trabajar con los hombres; ellos tienen una de socialización diferente a las mujeres, también con muchos mandatos patriarcales que son violentos”, reflexionó.

Jornada Estudiantil por la No Violencia
Cómo identificar situaciones diarias en las que se ponen de manifiesto posturas patriarcales y qué papel desempeña el feminismo en la lucha contra la violencia de género fueron algunas de las interrogantes que guiaron el ejercicio participativo. Foto: SEMlac Cuba

«Mientras más proyectemos que el feminismo no es sólo cosa de mujeres, más hombres se sumarán también a luchar contra la violencia de género», coincidió la también estudiante de último curso Sociología Anaclara León, otra de las impulsoras de la iniciativa.

Cómo identificar situaciones diarias en las que se ponen de manifiesto posturas patriarcales y qué papel desempeña el feminismo en la lucha contra la violencia de género fueron algunas de las interrogantes que guiaron el ejercicio participativo.

Para Paula Ríos, el feminismo ha estado con ella desde chiquitica, a través de las enseñanzas de su mamá. Es un sentido que “atraviesa todos los momentos de mi vida y no sólo una forma de lucha; por eso coincido en que es una forma de vivir colectivamente”, dijo la estudiante de segundo año de Sociología, quien ya es presencia asidua en las actividades de la Red.

El taller contó con el apoyo de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) de la Universidad de La Habana y es la primera de varias actividades que se realizarán con motivo de la Jornada por la No violencia hacia las mujeres y las niñas, organizada cada año del 25 de noviembre al 10 de diciembre.

Durante los trabajos grupales, se reiteró la necesidad de entender el patriarcado como algo sistémico y que las experiencias personales narradas por las muchachas y muchachos participantes no son simples conductas machistas, sino que hay todo un esquema y estructura diseñada para la vida desde lo masculino.

También se desmontó la idea que el feminismo es el equivalente femenino del machismo y se explicó que esta propuesta ideológica, política y de activismo “no aboga por la dominación de la mujer sobre el hombre, ni es una guerra de sexos que divide la lucha por la justicia social entre hombres y mujeres”.

Por eso decir “no soy feminista ni machista” es un sinsentido; quien sinceramente abogue por la justicia social y piense que no existen grupos humanos “mejores” que otros, si es consecuente, es feminista, defendieron las organizadoras.

“El feminismo es como estos lentes que nos ponemos para ver el problema y por eso quisimos empezar esta jornada haciendo esta conexión entre los tres temas (feminismo, violencia de género y patriarcado), para que nos lleváramos esa línea lógica de cómo funciona el sistema patriarcal y cómo hacerle frente”, reflexionó León.

Lo fundamental es conocer sobre feminismo, desmontar los mitos y estereotipos que desde chiquitas nos han enseñado cómo ser mujer y ser hombre, para poder identificar lo que está en el trasfondo de la violencia de género”, insistió Antuña.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − seis =