Libro recoge historias de mujeres en la diplomacia

Parte de la historia de varias mujeres cubanas que han prestado servicio en el ámbito de las relaciones exteriores se reúne en el libro Mujeres en diplomacia. Pioneras, presentado el 9 de junio, Día Internacional de los Archivos, en la sede del Ministerio de relaciones Exteriores (Minrex).

El volumen en formato digital es resultado del trabajo conjunto del Centro de Gestión Documental del Minrex, que realizó la compilación, y el sello Ruth Casa Editorial, que tuvo a su cargo la edición de la obra.

Además de ser un homenaje a las fundadoras, es también una gran oportunidad para acceder a parte del patrimonio documental de la institución, difundir conocimiento y dar a conocer la verdad histórica, precisó Saylín Sánchez Portero, directora de su Centro de Gestión Documental.

La compilación recoge información, fotos y documentos relativos al quehacer de 18 mujeres vinculadas al servicio exterior cubano y la selección tuvo en cuenta a un grupo de pioneras que ocuparon puestos decisivos en el Minrex, creado después de 1959, agregó Sánchez Portero durante la presentación del volumen.

Presentación del libro Mujeres en diplomacia. Pioneras
La presentación del libro estuvo a cargo de Saylín Sánchez Portero, directora del Centro de Gestión Documental del Minrex, y Carlos Tablada, director general de Ruth Casa Editorial. Foto: SEMlac Cuba

“Unas entraron directamente en cargos que requerían rangos diplomáticos, otras como personal administrativo o de servicios, pero todas contribuyeron, destacadamente, al cumplimiento de los objetivos de la política exterior cubana”, subraya en el prólogo la embajadora Isabel Allende Karam, quien fue la primera viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba y la única hasta ahora que ha sido rectora de su academia diplomática.

Aunque Allende Karam señala que no hubo cortapisa alguna que impidiera la entrada al Minrex de las mujeres, también reconoce que su presencia era menor respecto a los hombres en el servicio externo, como resultado del contexto social. “Costó trabajo eliminar el machismo entronizado en la mentalidad e idiosincrasia cubanas. La mujer en el Minrex también lo sufrió”, apunta la embajadora en el prólogo.

“Eso y otras circunstancias, entre ellas los prejuicios que todavía hoy perviven en algunos, influyeron en decisiones relacionadas con la mujer en el Minrex. No hay constancia de ello, pero lo cierto es que en un momento determinado se favoreció la entrada de hombres en la carrera de Relaciones Internacionales por encima de mujeres”, agrega, por lo que “las mujeres demoraron más en acceder a cargos de dirección en el Servicio Externo”.

El texto recoge información tanto de quienes se destacaron en el servicio externo como de mujeres que cumplieron importantes misiones en Cuba.

El ejemplar abre con la figura de Celia Sánchez Manduley, quien “cumple la doble condición de haber sido la archivera natural de la historia de Cuba y la lucha insurreccional y, a la vez, haber tenido un papel significativo en los actos protocolares vinculados a la diplomacia”, comentó Sánchez Portero.

Se incluyen también Alba Griñán Núñez, la primera mujer embajadora de Cuba que desempeñó ese puesto en Gran Bretaña; Ana María González Suárez, también destacada en varios países y primera mujer en ocupar esa plaza en Sri Lanka, en 1975; Marta Jiménez Martínez, quien asumió diversas responsabilidades en Dinamarca, Nueva York y fue la primera cubana embajadora en Suiza, en 1979; y Mery Flórez, primera embajadora alterna de Cuba en Naciones Unidas, entre otras.

En el texto hay información, igualmente, sobre Sonia Díaz Yera, quien fuera jefa de la División de Documentación del Departamento de Organismos Internacionales, especialista en temas asiáticos y abrió la embajada de Cuba en Manila, Filipinas, en la década del setenta; embajadora, además, en India, Nepal, Bangladesh, los Países Bajos y Hungría.

Entre las pioneras figuran además quienes, sin haber sido embajadoras, trabajaron en el servicio interno, como Siomara Lancís, primera directora administrativa del Minrex; Gladys Veloso, durante muchos años directora de personal; Amalia Javier, quien estuvo al frente de la dirección económica; y Olga Miranda Bravo, fundadora de la dirección jurídica.

En las labores de información y análisis destacan María Villar Buceta, Asunción Díaz Cuervo, Maruja Iglesias y Ángela Grau Imperatori; como jefas de despacho, Lourdes Urrutia y Amelia Muñoz; Olga Finlay y Sonia Linares en el Departamento de Tratados; y Ondina Matheu Orihuelas en el de Pasaportes, en cuya confección tuvo papel clave Virginia Muñoz.

“Hoy las mujeres siguen siendo un pilar para el Ministerio, tenemos más jefas de misión, más cónsules y más muchachas que muchachos en el Instituto de Relaciones Internacionales (ISRI). Mucho se ha avanzado y se avanzará aún más”, asegura Allende en el prólogo.

Mujeres en diplomacia. Pioneras es un importante documento de consulta e información, señaló durante la presentación Martha Ferriol Marchena, directora de Gestión Documental y Archivos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Presentación del libro Mujeres en diplomacia. Pioneras
Martha Ferriol Marchena, directora de Gestión Documental y Archivos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, lo calificó de importante documento de consulta e información. Foto: SEMlac Cuba

Para Carlos Tablada, director general de Ruth Casa Editorial, se trata de un valioso resultado del Centro de Gestión Documental del Minrex; un equipo eficiente, profesional y entusiasta por dar a conocer tesoros de varias generaciones que han cuidado y acrecentado en silencio, señaló.

“Las que están en este libro son mujeres que han hecho historia en la diplomacia revolucionaria, son ejemplo para nosotras y sustentan lo que hacemos”, resumió la viceministra de Exteriores Anayansi Rodríguez Camejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + nueve =