Documental expone historias de mujeres, desigualdades y covid-19

Por cuenta de la covid-19, Idalys no pudo competir como judoca en Georgia, Turquía ni en los Panamericanos de México; Corina cayó en terapia y temió como nunca por la vida de su hijo; Liz, con limitaciones auditivas, debió apelar a papel y lápiz para comunicarse con su médico y Neoves ingresó enferma al hospital penando por su hija, a quien tuvo que dejar desamparada en casa.
Estos son solo apuntes de lo que cuentan ocho mujeres y un hombre en el documental Mujeres sobrevivientes de dos pandemias. Covid-19 y desigualdades de género, la obra más reciente del Proyecto Palomas, Casa Productora para el Activismo Social, dirigida por las realizadoras Lizette Vila e Ingrid León.
El audiovisual recorre las experiencias de cubanas de diversas edades, procedencia social, geográfica, color de la piel, situación de discapacidad, expresión e identidad sexual, en los días de pandemia en Cuba, donde se confirmó el primer caso de covid-19 en marzo de 2020.
La obra nos pone ante una realidad que está a nuestro alrededor y no siempre vemos, al tiempo que alerta sobre las otras mujeres que no estamos viendo y alcanzando, consideró Izett Samá, coordinadora del Centro Memorial Martin Luther King, Jr., durante la presentación del documental a la prensa el pasado 31 de marzo, en el cine Chaplin de la capital cubana.
La pastora de la Iglesia Presbiteriana Reformada señaló que las mujeres llegaron en desventaja y desigualdad de condiciones a la crisis sanitaria, porque traían ya una carga por todas las opresiones que ya viven como mujeres y también la de una crisis económica que les exigió y aún exige una energía mayor en la cotidianidad de gestionar la vida.

El audiovisual recorre las experiencias de cubanas de diversas edades, procedencia social, geográfica, color de la piel, situación de discapacidad, expresión e identidad sexual, en los días de pandemia en Cuba.

Aun cuando la sociedad ofrezca las oportunidades para una vida digna y con justicia, culturalmente queda mucho por desandar en ese sentido, agregó Samá e insistió en la necesidad de sensibilizar sobre estas desigualdades y que las mujeres establezcamos pautas de lucha en común frente al victimario mayor, que es el sistema patriarcal.
“El documental es un llamado también a apoyar a otras, a inspirarlas, para no seguir reproduciendo la misma lógica de exclusión que el sistema nos ha impuesto”, sostuvo.
Para el psicólogo Manuel Calviño, lo más importante son las historias de vida que se incluyen en el audiovisual, por su valor sanador. Estamos ante el reto trascendental de transformar nuestras propias mentalidades y pensar desde las individualidades ante el desafío de superarnos a nosotros mismos, sostuvo Calviño.
“¿Cuánto nos habrá enseñado la pandemia? ¿Cuánto más habrá afectado desde lo individual, pero también desde lo colectivo, hacia nuestros proyectos, nuestra vida profesional, desde lo sentimental? La pandemia nos reinventó”, asegura ante cámara Aracely Rodríguez Malagón, una de las entrevistadas, cuyas palabras sirven de alguna manera como hilo conductor de la obra.
Mediante imágenes y testimonios, Mujeres sobrevivientes de dos pandemias. Covid-19 y desigualddes de género se adentra en cómo la pandemia de covid-19 agravó las desigualdades de género que ya existían y se hicieron más críticas y visibles las brechas económicas, de género y raciales.
La obra, realizada por Palomas en colaboración con el Centro Félix Varela, se estrenará el próximo 9 de abril en el cine Yara, en la capital cubana, y contó con el apoyo de Care Internacional, la Embajada de Canadá en Cuba, La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) y el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *