Audiovisuales muestran a mujeres en industrias culturales y creativas

La Habana, octubre (SEMlac).- Artistas del cine, la música o el baile; promotoras culturales, artesanas y otras que se desenvuelven en el amplio y diverso ámbito de la creatividad artística y cultural, protagonizan una serie de breves audiovisuales en producción actualmente en Cuba.

Mujeres en las industrias creativas…para el bienestar de otras mujeres es el título de esta serie de cinco cortos a cargo del Proyecto Palomas, Casa Productora de Audiovisuales para el Activismo Social, que circulará próximamente por redes sociales y algunos espacios de la televisión cubana.

Realizados y dirigidos por Lizette Vila, Sergio Cabrera e Ingrid León, los cortometrajes rondan los dos minutos de duración y en ese breve tiempo se adentran en los sueños, proyectos y experiencias de cubanas de diversas generaciones y procedencias que desarrollan sus propios proyectos creativos e inspiran, no siempre de forma consciente, a otras mujeres.

“Una de las ideas que nos proponemos es resaltar esas industrias como nuevo espacio de crecimiento, no sólo cultural, sino también económico”, precisó a SEMlac Sergio Cabrera, coordinador general de Palomas.

Se trata de un tema que no se ha visibilizado suficientemente en Cuba, “al punto de que varias de las mujeres que desarrollan estas industrias no están conscientes de ello, no se sienten parte de ese tipo de experiencias, no lo saben”, comentó. Ello se debe también a que los proyectos de este tipo más conocidos y visibilizados son los que están liderados por hombres, precisó Cabrera.

Para Lizette Vila, fundadora y directora de Palomas, uno de los aspectos más interesantes y valiosos de la presencia de las mujeres en las industrias culturales y creativas es, precisamente, el beneficio que genera a otras mujeres.

“Por una parte, está el valor económico de esas industrias, expresado en la producción de bienes y servicios; pero también hay que considerar que tienen una consecuencia social importante, porque con su labor pueden introducirse en comunidades, instituciones, centros estudiantiles y diversos espacios de la sociedad”, reflexionó Vila.

La realizadora destacó la potencialidad, el arrojo, la creatividad, fuerza y resiliencia innovadora que se forja desde las mujeres y las iniciativas que llevan adelante.

Lizzet Vila, Proyecto Palomas
Mediante encuentros con públicos diversos, Palomas promueve el activismo social desde la creación audiovisual. Su fundadora y directora, Lizette Vila, es también una mujer de las industrias creativas. Foto: SEMlac Cuba

Los cortos miran, igualmente, hacia diversos sectores económicos, porque estas industrias no son exclusivas del sector privado, sino que involucran también a los ámbitos estatales e impulsan iniciativas de desarrollo local.

Entre las protagonistas elegidas por Palomas están Kira Romero Telso, ingeniera civil y creadora de la tienda Firdaus, dedicada a las gemas en La Habana; Karla Dedieu Díaz – Albertini, titular de Chulita Teje, en la capital cubana; ambas de 36 años de edad, y Malena Roche Parés, de 34 años, socióloga y directora del espacio Habana Espacios Creativos, en el centro histórico de la capital.

También se incluye a dos de las directoras del proyecto sociocultural y comunitario Lo llevamos rizo: Annia Liz de Armas Valido, de 30 años y licenciada en Historia, y Julié Arianne Pérez Vive, informática de 33 años; así como a Lilian Triana Regueiro, máster en Ciencias Económicas de 40 años y una de las líderes de Four Wives, emprendimiento dedicado a la producción de eventos.

La propuesta de estos cortos audiovisuales viene a suplir, en parte, la falta de información sobre este tipo de proyectos, en los cuales las mujeres están subrepresentadas, en el mundo y en la nación caribeña, agregó la realizadora audiovisual.

Vila precisó que esta obra audiovisual es, además, un aporte de Palomas al Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM), ya que aborda un tema que puede ser eje importante en la igualdad y los derechos económicos de las cubanas.

“Se trata de mujeres que involucran e inspiran a otras e impulsan proyectos de emancipación. Emanciparnos es también ver bien claro qué dejar atrás para lograr una ruptura total de las deudas sociales. Ese cambio no tiene que ser progresivo, sino radical: para que esto que las cubanas soñamos y deseamos tenga de verdad espacio y soluciones concretas”, reflexionó la directora de Palomas.

Mujeres en las industrias creativas…para el bienestar de otras mujeres cuenta con la colaboración del Centro Félix Varela, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el PAM.

Como trabajo conjunto, busca desarrollar conciencia sobre los valores de las industrias culturales y creativas organizadas por mujeres y el impacto que pueden tener, como capital material y simbólico, desde la sororidad y el artivismo, como elemento emancipatorio, liberador y de transformación de los espacios privados y públicos.

Por más de 20 años, Palomas ha acompañado los destinos de las mujeres cubanas mediante una obra que incluye más de 80 audiovisuales, parte de su vocación humanista, con una labor de transformación social desde las demandas y la reparación.

Le puede interesar, además:

Proyecto Palomas estrena documental “para sentir y pensar”

Palomas vuela y construye

Premio a documental Todos los días son 8 de marzo

Cortos audiovisuales visibilizan a mujeres de fe

Desde el audiovisual, gritos de vida contra las violencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 11 =