Campaña promueve servicios de salud sin estigmas hacia personas con VIH

Generar desde los servicios de salud buenas prácticas de respeto, inclusión, solidaridad, igualdad y equidad hacia las personas que viven con VIH y otros grupos clave para la respuesta a la epidemia, es el propósito de la campaña de comunicación “Iguales”.

La iniciativa fue presentada en el contexto de celebración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, el pasado 17 de mayo, en el Policlínico Docente Nguyen Van Troy, del municipio de Centro Habana, uno de los escenarios asistenciales a donde llegará en un primer momento la campaña, para luego extenderse al resto del país.

De acuerdo con el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), la campaña está dirigida al cambio de actitudes y comportamientos del personal sanitario en relación con las ITS y el VIH y al trabajo proactivo en la eliminación de estigmas y prejuicios que aún prevalecen en la atención médica a estas personas.

La salud en Cuba es un derecho de todas las personas sin distinción y debe brindarse sin discriminación, dijo Durán García. Añadió que “Iguales” es parte del proyecto “Servicios diferenciados para poblaciones claves”, implementado en 30 municipios del país donde es mayor la carga del VIH, los 15 de La Habana y el resto de las cabeceras provinciales.

Coordinada por los departamentos de atención primaria de salud y de comunicación del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la nación caribeña, la campaña cuenta con la cooperación técnica del PNUD en Cuba y forma parte del Plan estratégico nacional para la prevención y control de las ITS, el VIH y las hepatitis 2019-2023.

La campaña se enfoca en el cambio de actitudes y comportamientos del personal sanitario en relación con las ITS y el VIH, el trabajo proactivo en la eliminación de estigmas y prejuicios que aún prevalecen en la atención médica a estas personas.

El rojo que identifica en el mundo la respuesta a la pandemia del VIH, junto al verde que representa a los trabajadores de la Salud, son los colores que identifican la propuesta, que promueve mensajes como: “iguales sin estigma ni discriminación, iguales sin violencia de género, iguales sin vulnerar derechos, iguales sin homofobia ni transfobia”.

Para la doctora Jackelin Sánchez Fuentes, funcionaria del Departamento de ITS, VIH y hepatitis, del área de epidemiología del Minsap, “Iguales” coloca la mirada en un área estratégica para la respuesta al VIH.

“Hemos estado acostumbrados en años anteriores a que la mayoría de nuestras campañas de comunicación han sido lideradas por las poblaciones claves, dirigidas hacia ellas mismas. Esta campaña, particularmente, tiene la intención de trabajar hacia adentro del sector salud, porque las investigaciones en Cuba apuntan, aun cuando los porcentajes son muy bajos, a que todavía se estigmatiza a determinadas poblaciones cuando llegan a los servicios de salud, sobre todo en la atención primaria”, apuntó.

“Queremos que este slogan prenda desde el interior de nuestro personal de salud hacia afuera, para realmente lograr combatir la discriminación. Aunque hemos trabajado mucho estos temas, no podemos perder de vista que el personal de salud son seres humanos y heredan también prejuicios, por lo que estamos en el deber de continuar trabajando en este sentido”, sostuvo la especialista.

La conceptualización y el desarrollo de la propuesta comunicativa tuvieron como punto de partida algunos resultados de la Encuesta a personas que viven con VIH/Sida 2018. Una herramienta para la acción, apuntó Annelys Socarrás, miembro del equipo creativo de la campaña.

Este estudio arrojó que 37, 8 por ciento de las personas que viven con VIH consideraban haberse sentido rechazadas alguna vez en los servicios de salud, dijo.

Los argumentos más referidos en la encuesta fueron: “Siento que me evaden por ser seropositivo” (36,3%) y la percepción de que “no tienen dominio de su enfermedad” (35,5%). Les siguen en orden, con proporciones que oscilan entre 20 y un 25 por ciento los testimonios de “no les prestan atención a mis problemas”, “solo me atienden bien si oculto mi diagnóstico”, “al conocer mi diagnóstico me dicen que no disponen de materiales para atenderme” y “no mantienen en secreto mi diagnóstico”.

Los mitos, estereotipos y estigmas que están detrás de conductas como la evasión a las personas seropositivas, o el rechazo hacia una persona por su orientación sexual, identidad de género o práctica sexual, es lo que queremos transformar, precisó Socarrás.

Sánchez Fuentes insistió en que el éxito de un servicio de salud depende también de los comportamientos y actitudes favorables que muestre cada profesional del servicio. Ello es un aspecto fundamental para que los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH), las mujeres y hombres con VIH (PVV) y las personas trans busquen y reconozcan estos espacios como amigables; que accedan a los servicios, los usen, los promuevan entre sus pares, los recomienden, sean cómplices del cuidado y atención a su propia salud, dijo.

“Una de las fortalezas de la campaña es que está pensada a nivel de áreas de salud, en los policlínicos, porque las investigaciones apuntan a que es ahí donde mayores obstáculos encuentran estas personas”, dijo.

La doctora Gisela Rodríguez Roldan, directora del policlínico Antonio Guiteras, en el municipio Habana Vieja, institución con destacados resultados en la atención diferenciada a poblaciones claves, consideró que la iniciativa es fundamental para disminuir la desinformación y el miedo.

La meta es lograr mejores condiciones de salud para la población LGTBIQ+, mayor adherencia al tratamiento, espacios de intercambio, charlas, escucha activa y para ello es necesario trabajar con el personal de la salud, dijo.

“Es deber de los trabajadores de salud, desde el respeto, la inclusión y la ética médica, orientar a estas poblaciones para que puedan disfrutar de su vida a plenitud”, apuntó.

Desde la ética, la colaboración y la empatía, la propuesta pretende llegar a médicos, personal de enfermería y la salud mental, técnicos, directivos y funcionarios, estudiantes de ciencias médicas y docentes, agregó Socarrás.

Para Maribel Gutiérrez, representante residente del PNUD en Cuba, “Iguales” es una campaña que contribuye directamente a la igualdad y la equidad de género, a los derechos y el respeto de todas las personas y a la no discriminación por sus orientaciones sexuales e identidades de género.

“Esta es una lucha que debemos dar todas las personas, todos los días, y que debe realizarse desde la sensibilización, para ver a estas personas como lo que son, nuestros iguales”, aseveró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *