Estilos Mailié, emprender con visión solidaria

La Habana, mayo, (SEMlac). – Hace un poco más de un año, Mailié Sánchez Jiménez no se imaginaba haciendo contratos con cadenas de tiendas para vender sus confecciones textiles, o que sus ideas podrían ayudar a otras personas. Era una mujer con un sueño, la que desde niña encontraba en la máquina de coser una compañera.

“Vengo de una familia donde mi abuela, mi tía, mi madre…todas son costureras. El juguete que tengo desde pequeña es una máquina de coser”, comenta a SEMlac esta especialista en nutrición, que actualmente lidera un proyecto de desarrollo local en el municipio de Chambas, en la provincia de Ciego de Ávila, a 460 kilómetros de La Habana.

Siempre desempeñé bien mi trabajo, apunta, pero al salir de la consulta la costura estaba presente. “Eso me desconecta, me despeja, me brinda un flujo de ideas que necesito. Cuando coso, me vienen miles de ideas a la cabeza”, afirma.

A sus 42 años, Sánchez Jiménez ya tiene una marca registrada: Estilos Mailié, y avanza en su propósito de mejorar la calidad de vida de la población cubana, a partir de producciones textiles acordes a la cultura y el clima del país.

emprendedoras cubanas
A sus 42 años, Sánchez Jiménez ya tiene una marca registrada: Estilos Mailié, y avanza en su propósito de mejorar la calidad de vida de la población. Foto: SEMlac Cuba

Su proyecto surgió para aliviar las necesidades de las personas de su localidad en el área textil, señala, “pues siempre se piensa en la alimentación y no en esta parte, que también es importante”. En ese camino, actualmente da pasos para establecer un contrato para vender sus piezas en espacios de las cadenas de tiendas Caracol, Cimex, Artex y TRD.

“Nuestras producciones ya han tenido aceptación en la cayería del centro norte del archipiélago cubano, tenemos convenio con el grupo hotelero Gaviota, para hacer toda la lencería de los hoteles y uniformes. Para las cadenas de tiendas tenemos una gama de productos como shorts y pulóveres, entre otras prendas”, detalla.

Sin embargo, la mayor realización de esta emprendedora viene de la iniciativa de desarrollar una línea de producción encaminada a las necesidades de las pacientes con cáncer de mama en proceso de quimioterapia.

“Con las recorterías de las telas hacemos prótesis de mamas que son cómodas, frescas y no pesan; también los ajustadores y los turbantes para cubrir la cabeza en etapa de tratamiento”, dice.

En su municipio tienen identificadas a las mujeres que transitan por este momento y con las cuales realizan talleres en los que abordan distintas temáticas. “Tratamos de apoyarlas en la parte psicológica, mediante consultas, y les enseñamos habilidades de artes manuales, para que se sientan útiles. Ellas han hecho muñecas, bisutería, entre otras piezas, que luego desde el proyecto ayudamos a comercializar”, precisa Sánchez Jiménez.

Prótesis de mamas para pacientes oncológicas
“Con las recorterías de las telas hacemos prótesis de mamas que son cómodas, frescas y no pesan”, explica. Foto: Cortesía de la entrevistada

Expandir la solidaridad

Sánchez Jiménez explica que esa idea surgió porque su mamá es paciente oncológica desde que ella era una niña de seis años.

“Desde entonces vengo luchando con esta enfermedad y con la necesidad de buscar mayor calidad de vida para mi madre. Me pareció que las ideas desarrolladas podían expandirse a otras mujeres, para que se sintieran mejor integradas a la sociedad, pues a veces para simular el seno se ponen lo que encuentran y se les nota mucho la diferencia entre una mama y otra”, comenta.

Añade que los turbantes las ayudan a no ser identificadas como pacientes de cáncer en medio de una quimio, algo que afecta psicológicamente a algunas de ellas. “Les da pena salir a la calle, hacer una cola, es un proceso difícil. Sin embargo, al usar este accesorio de moda resaltan menos y lucen hermosas”, asegura.

También confeccionan sobretodos para la protección del sol y sujetadores de tela que no son únicamente para las prótesis, sino que ayudan a evitar el cáncer de mama, de acuerdo con Sánchez Jiménez.

Emprendimiento Estilos Mailié
Estilos Mailié desarrolla una línea de producción enfocada en pacientes oncológicas en proceso de quimioterapia. Foto: Cortesía de la entrevistada

“En Chambas nos hemos acercado al Programa para el Adelanto de las Mujeres, con el propósito de llevar a la familia conocimientos sobre cómo evitar esta enfermedad”, apunta.

Para esta emprendedora, el proyecto ha sido especial y valora que muy reconfortante, al conocer a varias mujeres, unirlas, interactuar con ellas, “porque la mayoría estaban muy deprimidas y el proyecto las ayudó”, remarca.

“Allí encuentran el testimonio de otras que les dan un aliento positivo”, explica, sobre todo para sobreponerse al momento en que reciben el diagnóstico y el anuncio de una intervención quirúrgica radical.

“Pero con la ayuda de los que te rodean se sale adelante, sorteando además todo el estigma que pesa sobre una mujer que es sometida a este tipo de cirugía”, afirma quien ha sido apoyo para su madre, que lleva 36 años de operada.

Hasta el momento, el proyecto ha ayudado a las 27 pacientes que tiene identificadas en el municipio, pero lamenta que al contar con poca capacidad de producción, debido a que dispone de solo cuatro máquinas de coser, no puedan llegar a más mujeres en otros territorios.

“Tengo muchos deseos de trabajar, pero se me hace un poco difícil la adquisición de la materia prima. Quisiera que, en un momento determinado, alguien ayudara para expandirlo a todas las provincias y otras mujeres se sientan beneficiadas con estas prótesis, que a la vez son un beneficio para el país, pues se evitan las importaciones”, opina.

Las referencias indican que los productos confeccionados gozan de aceptación por las pacientes que los utilizan, quienes se sienten cómodas, pueden lavarlos, son frescos, no pesan y hasta se pueden bañar en la playa. “Hay una serie de posibilidades que no tienen las prótesis originales importadas, porque con el calor tienden a crear erupciones en la zona de la herida y lastimar la piel en general”, acota.

Emprender es superar dificultades

Para Sánchez Jiménez, emprender es superar las dificultades. En su caso,  encuentra los principales obstáculos en la transportación de la materia prima. “Somos nosotras mismas quienes tenemos que traerla desde La Habana, en maletines, porque en Ciego de Ávila no hay dónde conseguirla”, ejemplifica.

Emprendimiento Estilos Mailié
Actualmente el emprendimiento da pasos para establecer un contrato de venta con varias cadenas comerciales. Foto: Cortesía de la entrevistada

También es complicado obtener financiamiento para las compras y debe hacerlo en pequeñas cantidades. Otro inconveniente es su limitada capacidad de producción, al disponer de pocas máquinas.

“Somos cinco costureras de un proyecto de desarrollo local, en un local arrendado. Pero mi aspiración es tener un taller grande, donde pueda desarrollar toda esta gama de ideas que tengo”, expresa.

Reconoce que, como mujer, algunas cuestiones se vuelven más difíciles, “porque un hombre sale, busca un camión, carga las cosas y la fuerza física de nosotras no nos permite hacer algo semejante”. A esto suma que, al terminar de producir, cargar y realizar todas las tareas que implica sacar adelante un emprendimiento, entonces llegan a la casa y hay que seguir trabajando en la cocina, la limpieza y el cuidado de la familia.

Pese a ello, Mailié Sánchez Jiménez no se detiene, y aunque actualmente se enfoca en el cáncer de mama, piensa que hay muchas líneas que pueden desarrollar para ayudar a diferentes tipos de pacientes.

“Podríamos confeccionar cabestrillos para ortopedia; ropa para niñas y niños que están recibiendo quimio, que es tan difícil, porque la piel se ve afectada por ese procedimiento; ayudar a las casas de niños sin amparo familiar…”, enumera, con la mirada puesta en el futuro.

Le recomendamos, además:

PROCLE, emprender, reciclar y crear con enfoque social

Cuba: Nuevos tiempos para la moda

BarbarA´s: Reivindicar desde la moda la cultura afrocubana

Moda con conciencia medioambiental

Mujeres y desarrollo local: ellas hacen que las cosas sucedan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =