Emprendimientos de moda sostenible generan bienestar

La Habana, marzo (SEMlac).– Impulsar negocios en Cuba desde la responsabilidad con el medio ambiente es una realidad en el ámbito de la moda y también un camino escogido por mujeres cubanas que conciben la sostenibilidad como elemento imprescindible en sus proyectos y como herramienta para generar bienestar en la sociedad.

Así quedó evidenciado en el VII Taller Internacional de Mujeres Empresarias 2024, encuentro que agrupó en el Hotel Nacional, los días 27 y 28 de febrero, a más de un centenar de emprendedoras y que exploró el tema de la moda ética y sostenible, su enfoque, tendencias y oportunidades.

Para Mailié Sánchez Jiménez, fundadora de “Estilos Mailié”, la confección de prendas sostenibles, más allá de la moda, es una forma de mejorar la calidad de vida. Su historia personal, marcada por el cáncer de mama que afectó a su madre desde que ella tenía seis años, la impulsó a emprender ese camino.

Mailié Sánchez Jiménez, fundadora de “Estilos Mailié”
Para Mailié Sánchez Jiménez, fundadora de “Estilos Mailié”, la confección de prendas sostenibles va más allá de la moda, es una forma de mejorar la calidad de vida. Su historia personal, marcada por el cáncer de mama que afectó a su madre desde que ella tenía seis años, la impulsó a emprender ese camino. Foto: SEMlac Cuba

Su proyecto de desarrollo local, radicado en el municipio de Chambas, en la provincia de Ciego de Ávila, a 460 kilómetros de La Habana, ha desarrollado prótesis de mama convirtiendo ropa que normalmente se descarta en una solución cómoda y estética.

Sin embargo, durante su trabajo con las pacientes, esta emprendedora se ha encontrado con desafíos como la baja autoestima. “Utilizan la ropa ancha, tienen pena de mostrarse, no se quieren tirar fotos”, comentó Sánchez Jiménez, y agregó que, en la mayoría de las ocasiones, son pacientes limitadas en su vida laboral.

Para abordar estas problemáticas ha incorporado terapia ocupacional y manualidades en su proyecto, esto les ha permitido aprender nuevas habilidades, aumentar su creatividad y elevar su estado de ánimo, dijo la emprendedora, quien aspira a continuar expandiéndose y a que más mujeres puedan beneficiarse de esta forma de terapia. Asimismo, insistió en la importancia de aprender a reciclar prendas de telas ecológicas como el lino, la seda, el yute o el algodón.

Resaltar el valor del trabajo manual es un propósito esencial para Yudit Vidal Faife, licenciada en Artes Plásticas y directora del proyecto “Entre hilos, alas y pinceles”, surgido en 2014, en Trinidad, a poco más de 280 kilómetros de La Habana.

Con el propósito de legitimar la tradición artesanal, viva durante más de 500 años en esta ciudad ubicada en el centro-sur de Cuba y reconocida por su arte en randa o deshilado a mano, el proyecto busca rescatar y recontextualizar estos tejidos, convirtiéndolos en obras de arte como esculturas y fotografías, explicó Vidal.

Yudit Vidal Faife mujeres empresarias
Yudit Vidal Faife, (última a la derecha), directora del proyecto “Entre hilos, alas y pinceles”, señaló que su emprendimiento tiene el propósito de legitimar la tradición artesanal viva de los tejidos durante más de 500 años en Trinidad, ciudad ubicada en el centro-sur de Cuba. Foto: SEMlac Cuba

Este enfoque rinde homenaje a las artesanas anónimas que han trabajado durante siglos en esta tradición y les otorga el reconocimiento que merecen, al colaborar en la creación de obras de arte que combinan tradición y modernidad, comentó.

“Entre hilos, alas y pinceles”, respaldado por el Consejo Mundial de Artesanía y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) busca, además, fomentar el estudio y la participación de las nuevas generaciones. “Hemos logrado cohesionar y fortalecer el gremio de artesanas en Trinidad y en Cuba en general”, afirmó.

A juicio de Dialvys Rodríguez Hernández, antropóloga e investigadora del Centro Loyola Reina, el emprendimiento se ha convertido en una herramienta válida y efectiva para generar bienestar familiar, ingresos, desarrollo personal y profesional, así como el fortalecimiento de las mujeres.

“Brindan oportunidades como la creación de negocios propios, independencia económica y roles de liderazgo. Además, rompen estereotipos y fomentan la resiliencia”, apuntó Rodríguez al hablar de los resultados de investigación del centro, que desde el 2018 apoya en la comunidad el emprendimiento.

“Emprender para las mujeres es todo un reto que requiere una alta capacidad para superar dificultades, adaptarse, aprender y orientarse hacia el futuro en función de las fortalezas y oportunidades individuales”, dijo.

VII Taller Internacional de Mujeres Empresarias 2024
En el evento, la Agencia italiana de cooperación para el desarrollo (AICS), presentó un nuevo proyecto llamado Zona Creativa, que busca apoyar el emprendimiento cultural a través de la valorización del patrimonio histórico y el desarrollo territorial en La Habana y Matanzas. Foto: SEMlac Cuba

Sostenibilidad y el reciclaje en la industria de la moda

Experiencias como “Mariela Color”, de la diseñadora y estilista Mariela Alemán, hablan de una visión del reciclaje y la sostenibilidad que se afianza en el ámbito de la moda.

Mediante una técnica llamada Estarsol, a partir del esparcido tradicional utilizado en la pintura, la emprendedora aprovecha el sol para crear diseños únicos. La técnica implica el uso de bloqueadores y pintura sobre telas arrugadas o plegadas; luego ella agrega elementos naturales como hojas y arroz, para crear efectos de claro-oscuro en las telas. Además, recicla diversos materiales como plantillas y piezas de pantalones de mezclilla decolorados con cloro, para darles una nueva utilidad, explicó.

Mis colecciones han sido presentadas en eventos como la Feria Internacional de Artesanías y Arte y Moda, mostrando cómo las telas recicladas y tratadas con Estarsol pueden transformarse en prendas únicas, accesorios y carteras.

Alicia Fernández, diseñadora y una de las creadoras de “Brava Design”, junto a Amanda Toledo y Emily Monteagudo, afirmó que el reciclaje es vital en su proyecto. Esta marca se dedica al diseño, producción y comercialización de accesorios de moda, principalmente pendientes y collares, y se esfuerza por no seguir tendencias pasajeras para evitar desechar productos obsoletos, algo común en esta industria, apuntó.

VII Taller Internacional de Mujeres Empresarias 2024
Weic 2024 es organizado por SOL & MED Eventos, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Oficina Nacional de Diseño, el Instituto Superior de Diseño y la Asociación Cubana de Artistas Artesanos, en alianza con la Federación de Mujeres Cubanas. Foto: SEMlac Cuba

Brava utiliza la fabricación digital como una herramienta clave para lograr este objetivo, agregó la diseñadora Amanda Toledo, y precisó que ello permite optimizar los procesos productivos, reducir el consumo de materiales y acelerar los tiempos.

“Empleamos principalmente láminas de acrílico, que es un plástico reciclable y de baja toxicidad. Esas láminas se combinan con piezas de ensamblaje de acero inoxidable, que es antialérgico. Dichos materiales permiten desarmar las piezas y facilitan la reparación y sustitución de componentes, promoviendo la reutilización y el reciclaje”, precisó Fernández.

Weic 2024 es organizado por SOL& MED Eventos, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Oficina Nacional de Diseño, el Instituto Superior de Diseño y la Asociación Cubana de Artistas Artesanos, en alianza con la Federación de Mujeres Cubanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =