Emprendedoras fomentan alianzas en espacios de articulación social

Emprender pequeños negocios y proyectos comunitarios es, para muchas cubanas, una opción de vida en el escenario socioeconómico actual, que permite la creación de formas de gestión no estatal, como las pequeñas y medianas empresas, cooperativas y otras iniciativas de desarrollo local, además del autoempleo.

Concebir un espacio común de encuentro, que les permita a muchas conocerse e identificarse como actoras de cambio en sus entornos, desarrollar alianzas, recibir herramientas para solucionar conflictos y necesidades en sus negocios, intercambiar con la población, ofertar y vender sus productos es un sueño concretado para el proyecto de desarrollo local Armonía, que logró juntar en un mismo escenario más de 150 emprendimientos liderados por mujeres y hombres.

Bajo la premisa “Juntos emprendemos, juntos crecemos”, la iniciativa “La Isla del Emprendimiento” agrupó, del 14 al 16 de abril, tanto a proyectos pequeños como consolidados de la capital y las provincias Matanzas y Artemisa, ubicadas a 100 y 60 Kilómetros de La Habana, respectivamente.

Feria de emprendimientos en el Pabellón Cuba
Para Yara Vaillant Teruell, directora de Armonía, un sello esencial del evento es la presencia femenina. Foto: Tomada de Facebook/Armonía

“Este espacio surge para visibilizar los emprendimientos y sensibilizar con la idea de que somos un motor económico dentro de la comunidad, pero también entes de cambio social, que modelamos nuestro entorno”, dijo a SEMlac Yara Vaillant Teruell, directora de Armonía.

“La idea es crear opciones, sin competir con nadie. Muchas personas hacen lo mismo y coexisten perfectamente. Ese es otro objetivo: que aprendan a colaborar en el mismo nivel. Aquí cada artículo es único, porque cada cual tiene su estilo de hacer; además, hay mercado para todo el mundo”, considera la emprendedora.

A punto de cumplir seis años, Armonía se define como proyecto de desarrollo local de facilitación y aporte social. Creado en 2017 como iniciativa sociocultural, se ha propuesto contribuir al crecimiento de las personas y sus potencialidades, afirmó Vaillant Teruell. “Damos talleres de formación, hacemos actividades culturales, de comunicación y visibilización”, ejemplifica su directora.

Talleres en expoferia de emprendimientos en el Pabellón Cuba
Además de las ventas, el espacio propició capacitación y formación en diversos temas. Foto: Tomada de Facebook/Armonía

En la actualidad, Armonía promueve el reciclaje sostenible, el cuidado del medio ambiente, la economía circular, el trabajo en equipo, lo autóctono, lo natural, lo cubano, la producción artesanal.

Una de sus líneas de trabajo es “Armonía emprendedora”, encargada justamente de visibilizar los emprendimientos. “Desde esa visión, promovemos la participación en ferias en los centros de trabajo, escuelas y parques. Hemos estado en muchas comunidades de La Habana”, precisa.

“La Isla del Emprendimiento” supone un peldaño superior “Necesitábamos un espacio fuerte, más seguro y comprometido con la comunidad”, añadió en referencia al evento desarrollado todo el fin de semana en el Pabellón Cuba, escenario muy céntrico en la capital cubana.

En ello coincide Gleydiana Guerra López, líder de Novedades Wicca, emprendimiento centrado en la artesanía utilitaria y decorativa, quien considera el intercambio como una gran oportunidad.

“No sólo para la venta de mercancías, sino para estrechar alianzas, aprender y capacitarse en materias relativas a economía, cooperativismo, comunicación, redes sociales, resiliencia y bienestar, entre otras. También es un buen escenario de esparcimiento y trabajo comunitario”, sostiene.

El espacio potenció igualmente la economía solidaria, organizó donaciones para las comunidades vulnerables, las casas de niñas y niños sin amparo filial, los hogares de ancianos, e impulsó el reciclaje.

“Por un lado, interesa recuperar artículos y materiales que puedan reutilizar otros emprendimientos y, por otro, que la comunidad entienda la necesidad de ayuda, solidaridad y la protección al medio ambiente”, dijo.

Yara Vaillant Teruell, directora de Armonía
“La idea es crear opciones, sin competir con nadie”, consideró la directora de Armonía. Foto: SEMlac Cuba

Para Vaillant Teruell, un sello esencial en el emprendimiento que emerge es la presencia femenina. “Las mujeres somos un motor muy fuerte en la economía familiar; tenemos la capacidad de desdoblarnos, multiplicarnos y eso hay que impulsarlo aún más”, opinó en referencia las jóvenes estudiantes y madres solteras que se autosustentan con iniciativas propias.

Sin embargo, las cubanas siguen siendo una minoría (30%) en las variantes emergentes no estatales, pese a que suman 63 por ciento en la fuerza calificada del país, de acuerdo con fuentes de la dirección de Fuerza de trabajo calificada del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

“Tenemos potencial, capacidad y fuerza creativa que debemos extender y aprovechar”, afirmó la directora de Armonía, partidaria de seguir desarrollando las alianzas entre mujeres.

3 comentarios

  1. Gracias por visibilizar, nuestra realidad, más allá del entorno de nuestras comunidades, gracias por ayudarnos a crecer
    #juntoscrecemos
    #juntowempremdemos

  2. Excelente oportunidad para el enriquecimiento profesional y la socialización de experiencias que beneficien a los emprendedores y a la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =