Libres para amar, otras historias reales contra las violencias machistas

La Habana, noviembre (SEMlac).- Las vivencias de varias cubanas recogidas en Libres para amar, libro que reúne entrevistas a 20 mujeres no heterosexuales de la nación caribeña, son un valioso testimonio en la lucha contra las violencias machistas.

Así lo expresaron asistentes a la presentación del ejemplar el 24 de noviembre, en la sede de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (Acnu), en La Habana, como preámbulo al inicio de la Jornada por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, que se realiza del 25 de noviembre al 10 de diciembre.

“Este es un libro muy deseado, el primero que se escribe en Cuba con entrevistas a mujeres cubanas no heterosexuales”, señaló Teresa de Jesús Fernández, coordinadora de la Red Cubana de Mujeres Lesbianas y Bisexuales y una de las autoras y entrevistadas del volumen.

Presentación del libro Libres para amar
Este es un libro muy deseado, el primero que se escribe en Cuba con entrevistas a mujeres cubanas no heterosexuales”, señaló Teresa de Jesús Fernández, coordinadora de la Red Cubana de Mujeres Lesbianas y Bisexuales. Foto: Tomada de Facebook

Publicado bajo el sello de la Editorial Caminos, del Centro Memorial “Martin Luther King” (CMMLK), la propuesta es resultado de la alianza entre la corresponsalía en La Habana del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamericana y del Caribe (SEMlac) y la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales.

“Las mujeres cubanas que pueblan este libro lo hacen desde sus propias historias, sacadas del silencio y ahora expuestas en voz alta”, expresó la periodista Sara Más, corresponsal de SEMlac y una de las autoras.

“Casi nada ha sido fácil para ellas. Vienen de la diversidad de espacios, familias, edades, pieles, entornos, credos y experiencias de la vida real. No hacen ficción, nos cuentan sus existencias cotidianas o parte de ellas, muchas veces atravesadas por el dolor, pero siempre libres de reservas y rencores”.

La periodista agregó que, desde esas páginas y sus vidas, las entrevistadas se sienten “libres para amar,  para existir en los proyectos de vida que construyen, para andar su propio camino, vencer prejuicios y hacerse valer.

Libres también para reconocerse como humanas con derechos, para saber y sentir que pueden contarnos sus historias, porque sin ellas, sin estas mujeres, la Historia, con mayúscula, estaría incompleta”, añadió.

Presentación libro Libres para amar
Asistentes a la presentación tuvieron la oportunidad de intercambiar con algunas de las entrevistadas. Foto: Tomada de Facebook

Violencias y resiliencias

“Muchas de las vidas de estas mujeres han estado marcadas, durante mucho tiempo, por la violencia”, puntualizó la psiquiatra Ada Alfonso, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y prologuista del volumen.

Se trata, dijo, de un libro que expone las trayectorias de vida de las mujeres, lesbianas o no, sus vicisitudes y sus logros, sus reclamos y sus luchas para habitar como sujetos de derechos en escenarios en los que la heteronorma y el heterosexismo alimentan el estigma y la discriminación. “Las mismas que, día a día, reivindican sus derechos como humanas y como cubanas”, dijo.

Sus relatos son también un discurso de denuncia a las distintas formas de violencia que han vivido “en sus familias y fuera de estas; en sus escuelas, al limitarles sus logros; en sus centros de trabajo, al expropiarlas de sus espacios y, para algunas, en sus relaciones de pareja”, reflexionó.

Alfonso destacó, asimismo, la diversidad de vidas y discursos que representan las 20 entrevistadas, provenientes de diferentes sectores, provincias y generaciones.

“No son mujeres periféricas: se propusieron desligar los nudos de la exclusión y la marginación social, por lo que participan o participaron en la construcción de la vida social, cultural y espiritual cubana, desde sus desempeños”, agregó.

Comentó que, además, realizan un activismo comprometido, tanto aquellas que han renunciado a sus vínculos en redes articuladas, como las que comparten espacios de activismo institucional del Cenesex.

Para la periodista Mildred O’Bourke, una de las entrevistadas, entre los valores  de Libres para amar sobresale, precisamente, haber logrado reunir a un grupo de mujeres que rompieron el silencio y contaron sus experiencias públicamente, “sabiendo que hacían así una contribución importante para el conocimiento humano y entre nosotras mismas”.

La periodista Mildred O’Bourke
Para la periodista Mildred O’Bourke, Libres para amar hace una contribución importante para el mejoramiento y el conocimiento humano. Foto: Tomada de Facebook

La sociedad cubana ha avanzado bastante en el reconocimiento legal de los derechos de las personas LGBTI+, reconoció O’Bourke, pero siguen existiendo aún violencia y discriminación oculta, por lo que se necesita revalorizar conceptos y actuaciones hacia el respeto de las diversas identidades en las familias, la educación, las escuelas, los centros de trabajo y otros espacios.

Debemos seguir abriendo el intercambio, señaló, porque hay mucho desconocimiento y hace falta mayor visibilidad de las preocupaciones que tenemos, sostuvo.

La idea fue retomada por otra de las entrevistadas, la activista y transformista Argelia Fellove, quien coordina el proyecto Afrodiverso. “Hay todavía mucho más que contar desde la resiliencia, el empoderamiento y la fortaleza, herramientas que hemos recibido en los espacios de activismo de las redes comunitarias del Cenesex”, reflexionó.

En tanto, Teresa de Jesús Fernández llamó la atención acerca de las diferentes formas de violencia machista que viven mujeres lesbianas, bisexuales y no heterosexuales, entre ellas particularmente las violaciones sexuales que sufren como “corrección”, para supuestamente “curar” su homosexualidad.

Libro Libres para amar
El libro reúne entrevistas a 20 mujeres no heterosexuales de la nación caribeña.

Desde ese y otros puntos de vista, consideró que las entrevistas revelan vivencias que ayudan a entender y sensibilizar a la sociedad ante todas estas problemáticas.

“Es muy importante que sigamos tejiendo redes y desarrollemos sinergias de actuación conjunta frente a estas violencias”, agregó Norma Goicochea Estenoz, presidenta de la Asociación Cubana de Naciones Unidas.

Al dar lectura al mensaje de António Guterres, Secretario General de la ONU, a propósito de la jornada internacional por la no violencia hacia las mujeres, refirió que esos actos constituyen “una horrenda violación de los derechos humanos, una crisis de salud pública y un enorme obstáculo al desarrollo sostenible”.

En el texto, el funcionario insta a respaldar leyes y políticas integrales que refuercen la protección de los derechos de las mujeres en todos los ámbitos, a invertir en la prevención de ese flagelo, escuchar a las supervivientes, apoyar a las organizaciones de mujeres, poner fin a la impunidad de quienes cometen actos de violencia y fomentar el liderazgo de las mujeres.

“Sigamos trabajando y construyendo una sociedad más inclusiva, donde alcancemos más respeto a las diversas identidades de género”, instó Goicochea Estenoz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =