Catálogo documenta experiencias agroecológicas de mujeres rurales

Las mujeres son consideradas pioneras en la recolección, siembra y preservación de semillas para la sobrevivencia familiar; muchas además portan saberes tradicionales o motivan y asumen la conversión a sistemas agroecológicos y prácticas sostenibles, también en Cuba.
Es por eso que, en el afán de documentar esas experiencias, sus voces y vivencias priman en un nuevo volumen del Catálogo Audiovisual de Tecnologías Agroecológicas (CATA) —segundo para Cuba y tercero para América Latina—, que fue presentado en el Centro Memorial Martin Luther King, en la capital cubana, el pasado 16 de marzo.

La agroecología es también una forma de pensar y respetar la naturaleza, aseguró el realizador audiovisual Alejandro Ramírez. Foto SEMlac Cuba

Bajo la dirección del realizador Aljandro Ramírez, este tercer catálogo es resultado del trabajo con la Estación Experimental de Plantas y Forrajes Indio Hatuey y el apoyo de Oxfam y la embajada de los Países Bajos en Cuba.
El material recoge testimonios sobre la promoción y uso de prácticas agroecológicas sostenibles, que humanizan el trabajo de las mujeres y contribuyen a la reducción del uso de combustibles y a la protección del medio ambiente.
También aborda cuestiones relativas a los cultivos tapados; la introducción, funcionamiento y ventajas de los biodigestores; la agricultura resiliente basada en la agrodiversidad de las parcelas agrícolas, los policultivos y la integración animal, además de la restauración de paisajes y las prácticas de conservación y cosecha de agua, entre otras que se relatan en las cápsulas audiovisuales.
“Ha sido un proceso complejo, interrumpido por la pandemia y marcado por esa circunstancia, pero posible por la labor de varios equipos locales”, explicó Ramírez en alusión al CATA 3.
En su opinión, los materiales realizados son, a manera de enciclopedia, un catálogo que no solo recoge la parte técnica y de metodología, puesto que la agroecología es también una forma de pensar, de relacionarse con el medio ambiente y de respetar la naturaleza, aseguró el realizador audiovisual.
Para María Andrea Cordero Martín, una campesina de 70 años que trabaja en la finca San Juan Bautista, en la provincia Artemisa, ser entrevistada para el catálogo ha sido una oportunidad que agradece mucho, expresó durante la presentación.
“El concepto mío es que cualquier mujer puede dirigir una finca”, asegura en las imágenes que muestra el audiovisual. “Aquí hay muchas mujeres que son dueñas de tierras y al único que se menciona es al marido. Ellas no aparecen en nada”, agrega y asegura que “todavía les queda el machismo ese de que tienen que ser los hombres los de la finca”.
En las tierras que heredó de su familia y en las que hoy comparte con su nieto saberes y trabajo, han desterrado los fertilizantes químicos para impulsar plenamente la agricultura orgánica.
Su voz y la de otras cubanas entrevistadas son motivo de inspiración para otras que aún no han iniciado ese camino, dijo Yuván Contino, investigador de la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey.

Para Yuván Contino, investigador de la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, es vital la producción local de alimentos bajo principios, manejos y prácticas de la agroecología como ciencia. Foto SEMlac Cuba

Contino llamó a compartir y difundir el contenido del catálogo más allá del entorno agrícola, con vistas a propiciar un cambio hacia concepciones de sostenibilidad, ante la necesidad de desarrollar la producción local de alimentos bajo principios, manejos y prácticas derivados de la ecología como ciencia.

El mensaje principal es que los alimentos tienen que ser saludables, en un ecosistema sano, insistió.
“Estos catálogos nos permiten visibilizar los aportes de las mujeres, desde la visión más resiliente de los campos y el sector agrícola, a través de la agroecología”, comentó Elena Gentili, representante de Oxfam en Cuba.
Gentili llamó igualmente a usarlos al máximo en todos los espacios, que sea realmente una herramienta para promover la transformación agroecológica en un escenario tan complejo como el que vive Cuba, donde también hay oportunidades para todas las personas, incluidas las juventudes, que necesitan de nuevas perspectivas como actores principales de un cambio de imaginarios y procesos.
En tanto, Yuhina Mangly, en representación de la Embajada del Reino de los Países Bajos, elogió la factura de las cápsulas audiovisuales, su lenguaje sencillo y fácil de replicar, que en su opinión marca la diferencia lo mismo como material docente explicativo que para mostrar lo que se hace en el campo cubano; un conocimiento, dijo, que necesita ser compartido.
En los próximos días las cápsulas del CATA 3 estarán disponibles para todos los públicos en el canal de youtube del Catálogo Audiovisual de Tecnologías Agroecológicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *