Una campaña de comunicación diferente se ha venido abriendo paso en nuestro entorno mediático desde el 30 de marzo, cuando fue presentada por obra y gracia de las oportunidades de los intercambios virtuales.

Mídete, impulsada desde la oficina de Unicef en Cuba, llega con apuestas grandes. Quizás la primera y más general, pero también una de las más complejas y retadoras, sea ayudar a desnaturalizar las diversas formas de maltrato contra niñas, niños y adolescentes, que suelen pasar inadvertidas en una sociedad como la nuestra, con fuertes herencias patriarcales y donde las relaciones verticales de poder al interior de las familias provocan un espectro amplio de contradicciones y conflictos.Leer más