Patrones de educación que arrastran estereotipos de cómo ser hombre o mujer y comportamientos sexistas, junto a brechas de comunicación entre adolescentes y sus padres, o sus maestras y maestros, están en el origen de muchas manifestaciones de violencia escolar. En ese contexto, ¿qué pasa con las niñas y adolescentes?Leer más