Cuando en el mes de junio de 2019, Liliana Bolaños Barnet decidió fundar junto a su esposo un proyecto de desarrollo local en Matanzas, su ciudad de residencia— a más de 100 kilómetros de la capital cubana—, no imaginó que “Alimentos Alelí” trascendería esos límites en plena pandemia de covid-19 y a solo dos años de creado.
La iniciativa que impulsó esta emprendedora de 44 años se convirtió, en el pasado mes de octubre, en la primera mediana empresa de su provincia, en medio de políticas internas que amplían la participación de actores económicos en la producción de bienes y servicios. Para Bolaños significa ampliar sus ofertas y horizontes.Leer más