La Línea 103, que atiende situaciones de violencia, demanda mayor divulgación, visibilidad y una capacitación permanente de las personas que la atienden, coincidieron en La Habana especialistas de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y de otras instituciones que se articulan tras este servicio.
Tras unos tres meses de funcionamiento para estos casos, el servicio telefónico ha registrado 280 llamadas «relacionadas con manifestaciones de irritabilidad o violencia», confirmó a SEMlac Geovanys Leal-Duque, coordinador de la línea y especialista de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (Prosalud).Leer más