A lo largo de la historia de la humanidad, la imagen corporal ha estado vinculada a diferentes formas de violencias. Ha constituido, además, un identificador de las personas según las diversas regiones de procedencia y sus singularidades. En muchos lugares se marcan algunas partes del cuerpo al nacer o en determinada etapa de la vida, concediéndole significados relacionados con la jerarquía, la madurez, el estatus o, simplemente, para distinguir el grupo al que se pertenece.Leer más