Historias de dos mujeres transgresoras llega al cine

[14-12-2015]

Dos mujeres marcadas por la transgresión comparten sueños, voluntades y tristezas en el documental Enriqueta y Adela, del realizador cubano Rolando Almirante. El filme es además una reflexión sobre las rupturas y continuidades de la sociedad heteropatriarcal a lo largo de los siglos.

No importa que la sueca Enriqueta Favez viviera en el siglo XIX y Adela viva su adultez en la Cuba del XXI; en ambas protagonistas se revela una vida de servicio y búsqueda de la realización personal en medio de las incomprensiones que genera la transgresión del género socialmente asignado.

Para el doctor Alberto Roque, el documental se adentra en cuestiones más profundas y generales que tienen que ver con las esencias transmitidas de la sociedad machista del XIX a la del XXI.

“Este audiovisual trata temas vinculados a la violencia de género y las identidades de género fluidas, por eso es importante seguir debatiendo a partir de representaciones de la realidad que hagan reflexionar a las personas”, dijo Roque a SEMlac durante la premier de la película, el pasado 7 de diciembre en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

No es casual que se estrene una obra de este tipo en el reconocido evento cultural. Investigadores y activistas señalan que el audiovisual cubano ha expuesto la realidad de la población LGBTQ (lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer) mucho más que la prensa estatal.

Para Roque, conocido también por su activismo a favor de los derechos de la diversidad sexual en la isla, el audiovisual visibiliza la homofobia como problema social y la lucha por los derechos de las personas homosexuales y transgénero en Cuba.

Documentales y largos de ficción muestran las zonas de discriminación y dan a conocer avances y espacios de realización de gays, lesbianas y transgénero.

El cineasta Rolando Almirante cree en la utilidad social del acto creativo y afirma que “todos los realizadores que podemos hacer estos materiales tenemos la responsabilidad de profundizar en los fenómenos de nuestra sociedad, porque el cambio social opera a partir de un proceso mental y no por decreto”.

 

Almas gemelas, entre siglos

Bajo una identidad masculina, Enriqueta Favez estudió medicina en La Sorbona, en París; sirvió en el ejército napoleónico y dejó su huella en el oriente cubano, cuando viviera por varios años en la ciudad de Baracoa.

El libro Por andar vestida de hombre, del historiador cubano Julio César González Pagés, sirve de referente a la película para presentar la historia de Favez, quien fue condenada a cárcel y destierro en los años veinte del siglo XIX por asumir una identidad masculina y contraer matrimonio con una cubana.

Adela, por su parte, constituyó noticia en 2013 por ser la primera persona transgénero electa a delegada a la Asamblea Municipal del Poder Popular (concejala) por su circunscripción, una comunidad pesquera del municipio Caibarién en la central provincia Villa Clara.

“Comparando una historia con la otra, somos hermanas gemelas. Lo que ella desgraciadamente fue desterrada y a mí de este país no hay quien me saque”, dice Adela frente a cámara.

La historia de esta transexual cubana de 50 años da fe de las incomprensiones familiares que persisten, la discriminación y el acoso escolar que sufren adolescentes y jóvenes que no cumplen con las estrictas normas heteropatriarcales.

Sin embargo, especialistas, investigadores y activistas entrevistados para el documental reconocen la porosidad de la sociedad cubana contemporánea y la posibilidad de algunas historias de realización y disidencia.

Tal es el caso de Adela, quien a pesar del dolor, hoy se siente satisfecha y con fuerza para seguir conquistando el mundo. Como enfermera, líder comunitaria y artista aficionada, esta mujer transgénero no abandona su pueblo de Caibarién y se autodefine como revolucionaria y patriota.

Visto 1074 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional