El bloqueo hace diana en las mujeres

[08-09-2019]
Especialistas coinciden en que es necesario un análisis complejo y diferenciado de los impactos del bloqueo en los derechos de las vidas cotidianas. Foto SEMlac Cuba Especialistas coinciden en que es necesario un análisis complejo y diferenciado de los impactos del bloqueo en los derechos de las vidas cotidianas. Foto SEMlac Cuba

Cubanas diversas cuentan ante la pantalla sus vivencias y estrategias para sortear las limitaciones que impone el bloqueo económico de Estados Unidos a la nación del Caribe.

“Las limitaciones a los derechos económicos, a partir del bloqueo, nos llegan de manera diferenciada a los territorios, a las personas que vivimos allí y en particular a la diversidad de mujeres”, opina la socióloga Geydis Elena Fundora Nevot.

Para la investigadora, el bloqueo afecta de manera desigual a las cubanas que no reciben remesas y quieren emprender un negocio privado, o a las que aspiran contratarse en ese sector y sufren discriminación por su color de la piel, su edad, orientación sexual o identidad de género; incluso afecta a mujeres que protagonizan proyectos de desarrollo local y están frente a gobiernos locales.

Una muestra de esa diversidad se corporiza en las protagonistas del documental Mujeres…resiliencia, derechos a la vida, la más reciente producción del Proyecto Palomas. Casa productora de audiovisuales para el activismo social.

Dirigido por las realizadoras Lizette Vila e Ingrid León, la cinta de 51 minutos de duración  cuenta con textos de la periodista Sara Más y la profesora Teresa Díaz Canals, en voz de las actrices Obelia Blanco e Irela Bravo.

Fundora Nevot participó en un panel sobre los derechos económicos de las cubanas, con motivo de la presentación del filme a la prensa, el 5 de septiembre en La Habana.

Desde los avatares de la vida cotidiana, el documental aborda las restricciones que impone el cuerpo de sanciones económicas unilaterales que desde los años sesenta aplican las administraciones de Estados Unidos a Cuba.

Sin justificar fallas propias, maestras, campesinas, artistas, jubiladas, científicas, trabajadoras por cuenta propia y activistas comparten vivencias, sacrificios y dolores que se arrecian con la política de hostilidad económica estadounidense.

Al intervenir en el panel, la economista Blanca Munster Infante resaltó que “a pesar de lo dramático de las historias, hay un mensaje importante de esperanza sobre cuál es la vida que merece ser vivida y rescatada, y es aquella que permita condiciones más dignas, como la que construyen estas y otras muchas mujeres en Cuba”.

Las cubanas han desplegado un repertorio de estrategias para la sobrevivencia personal, familiar y también colectiva y nacional. No en vano el documental expone en sus textos: “sostenemos la pequeña y gran economía” y habla de la  doble y triple jornada, las capacidades y aprendizajes que, al decir de Munster Infante, muchas veces son “invisibilizadas y subvaloradas”.
Esa resistencia, que el filme rescata como creativa y optimista, no ha estado libre de profundos costos para la salud y el bienestar de las cubanas, sujetas además a una cultura patriarcal que pervive en la nación del Caribe.

“Todas hablan con mucha fuerza y también tristeza. Y eso es importante porque, independientemente de que hay mujeres que ponen mucha voluntad en organizar su vida y sobrevivir, también están sufriendo por ellas, por su familia, por las personas que integran su mundo”, expuso Teresa de Jesús Fernández,  editora y coordinadora nacional de la Red de mujeres lesbianas y bisexuales.

Durante el encuentro, las participantes coincidieron en la importancia de reconocer las capacidades de las mujeres, según sus particularidades y experiencias.

“Hay que estudiar más estos procesos desde la economía. Hay que poner la mirada en cada rincón del país y sacar de cada experiencia los aprendizajes”, dijo durante su intervención la economista e investigadora Tania García Lorenzo.

Por su parte, Geydis Elena Fundora Nevot insistió en el análisis diferenciado, las potencialidades del ámbito local y las apuestas colectivas a problemas que pueden considerarse individuales.

“Yo creo que el enfrentamiento al bloqueo de Estados Unidos y las limitaciones económicas que genera no depende solo de recursos individuales y familiares; tiene que existir un acompañamiento de políticas públicas, que no pueden ser solamente nacionales sino también territoriales, pues en cada lugar del territorio nacional se vive de forma diferenciada el bloqueo”, apuntó Fundora Nevot.

Visto 85 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional