Pese a que hace 15 años Cuba se colocaría a la vanguardia de la región de América Latina y el Caribe en otorgarles derechos a los padres para el cuidado a sus hijos al nacer, el número de hombres que hasta ahora ha decidido gozar de esos beneficios sigue siendo reducido. Desde 2003, el Decreto-Ley 234 de la Maternidad de la Trabajadora y su resolución complementaria otorgaron iguales derechos a los padres cubanos respecto a las madres para obtener una licencia laboral y quedarse al cuidado de los hijos, durante el primer año de vida.

"Contrario a lo planteado y por sobre los notables avances en la incorporación de la mujer cubana al trabajo asalariado, la proporción de padres que trabajan en la mayoría de los municipios del país duplica a las madres", sostiene el Atlas de la Infancia y la Adolescencia en Cuba, presentado en la XXVII Feria Internacional del Libro el pasado 8 de febrero.

Las construcciones machistas sobre cómo ser hombre o mujer en Cuba, junto a otras desigualdades de género, también pueden encontrarse entre las causas del embarazo adolescente, aseveran especialistas.
Los índices de fecundidad temprana han acaparado preocupaciones y no pocas investigaciones en la última década, al punto de considerarse un problema de salud en el país.

Por primera vez, una cubana obtiene el Premio Literario Casa de las Américas en la categoría Estudios sobre la Mujer. La escritora y ensayista Yanetsy Pino mereció el galardón con una investigación que integra el análisis literario y la teoría feminista. El volumen, titulado Hilando y deshilando la resistencia (pactos no catastróficos entre identidad femenina y poesía), hace un recorrido por la poesía cubana realizada por escritoras del siglo XX y XXI.

Página 1 de 159

Información adicional