Tumores, una amenaza real para hombres y mujeres

[01-10-2010]

Después de las enfermedades del corazón, los tumores malignos se han convertido en una seria amenaza para la vida de mujeres y hombres en esta isla del Caribe y son la segunda causa de muerte para ambos grupos.

El pasado año fallecieron 12.190 hombres y 9.126 mujeres por diversos tipos de cáncer, de acuerdo con datos preliminares del Anuario Estadístico de Salud de 2009.

Lo significativo, según expertos, es que el número total de 21.284 muertes por esta causa se acerca cada vez más al de las defunciones por enfermedades cardiovasculares, primer motivo de muertes en la isla, que en 2009 sumó 22.225.

El cáncer ha ocupado el segundo lugar entre las causas de muerte en Cuba desde 1958 y su tendencia es ascendente desde entonces, advierten especialistas.

El riesgo real de morir por cáncer ha mostrado una tendencia ascendente, con sobremortalidad masculina y comportamiento desigual según grupos de edades, indican los datos oficiales.

La tasa de muertes por tumores malignos casi se ha duplicado entre 1970 y 2009, con valores que van de 98,7 a 189,7 por cada 100.000 habitantes, en casi cuatro décadas.

De acuerdo con las estadísticas de salud, las principales localizaciones de cáncer en Cuba, en el caso de la mujer, son mama, cuello de útero, colon y pulmón. Son relevantes por su mortalidad, el cáncer de mama, cuello de útero y colon. En el hombre destacan, tanto en incidencia como en mortalidad, los cánceres de pulmón, próstata, colon y laringe.

Entre los tipos de tumores, los de órganos respiratorios tienen mayor incidencia en los hombres, pero constituyen la principal causa de muerte tanto para cubanas como para cubanos, precisa el estudio “50 años después: mujeres en Cuba y cambio social”.

Realizado por un equipo interdisciplinario de investigadoras cubanas, con el apoyo de una experta brasileña y el programa de Oxfam en Cuba, el análisis publicado este año indica que los tumores constituyen la única causa de muerte con un valor de crecimiento constante para ambos sexos en el país, durante los últimos años.

Comparativamente, el cáncer de próstata causa más estragos entre los hombres que el de mama y el cérvico-uterino entre las mujeres, si se toman de manera independiente cada uno, agrega el informe interdisciplinario.

En el caso de la población masculina, el de próstata es el segundo motivo de muerte por cáncer, después de los tumores malignos en los órganos respiratorios, y su tasa (43,3 por cada 100.000 hombres) es superior a la de cáncer de mama, de 25,2 por cada 100.000 mujeres, según datos del Anuario Estadístico de Salud de 2009.

Las localizaciones que aportaron las tasas más altas de mortalidad fueron tráquea, bronquios y pulmón (45.2), próstata (43,3) y mama (25.2), las cuales describen un curso ascendente.

Además de los desenlaces fatales, diversos estudios llaman la atención sobre el hecho de que las tasas de años potenciales de vida perdidos por esta causa también tienden a incrementarse. La misma fuente estadística ya citada precisa que ese dato alcanzó 34,5 años potenciales perdidos por mil habitantes, con igual valor para hombres y 32,1 para las mujeres.

“Aun cuando las cubanas gozan de una vida más larga que los hombres, al igual que sus congéneres de América se enferman más que los hombres” y ello repercute “en una calidad de vida más deteriorada”, precisa el citado informe “50 años después: mujeres en Cuba y cambio social”.

El informe también reconoce que los roles tradicionales de género influyen en la distribución de las enfermedades y problemas de salud para ambos grupos, a la vez que refiere, por otros estudios, una mayor prevalencia del hábito de fumar y del consumo de alcohol entre los hombres, sin descartar incrementos en la población femenina.

“La medicina reconoce que estos estilos de vida constituyen causas importantes de enfermedades como los tumores malignos y las enfermedades del corazón”, señala la fuente.

La investigación también refiere que el índice de masa corporal es más elevado entre cubanas que cubanos. En ellas se identifica una mayor incidencia del desorden alimentario y a la tradición de ingerir alimentos menos saludables, factores causantes de obesidad y vinculados con la diabetes.

Determinantes de la salud como el sedentarismo, la obesidad y el sobrepeso son más frecuentes entre las mujeres y aumentan con la edad, señala el informe, que cita resultados de la encuesta nacional de hogares aplicada por el Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología en 1995.

El predominio de la sobremortalidad masculina se mantiene en ocho de las 10 primeras causas de muerte, excepto en la enfermedad cerebrovascular y la diabetes mellitus, en las que predomina la mortalidad de las mujeres.

De acuerdo con  las estadísticas oficiales, las lesiones autoinfligidas intencionalmente, la cirrosis hepática y los accidentes siguen siendo un riesgo mayor de muerte para los hombres que para las mujeres.

Julio de 2010

Visto 2343 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Sara Más

Descripción de Sara

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional