Reportajes en la televisión, cuñas radiales y mensajes diversos en los medios de comunicación cubanos se enfocaron la tercera semana de octubre en la necesidad de hacer una detección temprana del cáncer de mama y ofrecer una terapia adecuada a las pacientes. 

A propósito de celebrarse el 19 de octubre el Día Mundial de Lucha contra esa enfermedad, especialistas y autoridades de salud insistieron igualmente en aspectos jurídicos y asistenciales que deben tenerse en cuenta en la atención de esa patología, que el pasado año cobró la vida de 1.386 cubanas, de acuerdo con datos del Anuario Estadístico de Salud Pública, difundido en abril del presente año.

Zulema Antón no quiere reencontrarse con sus antiguas amigas de la escuela secundaria. Hace ya dos cursos separaron sus caminos y ahora se andan buscando para aprovechar estas vacaciones de verano y "ponerse al día" sobre sus vidas. Pero la muchacha, con 17 años recién cumplidos, no quiere apuntarse al plan.

"Es difícil sentarse con las muchachitas y oírlas hablar de las clases terminadas, las asignaturas que les dieron problemas, los novios o los paseos que planifican para agosto. Y si Raulito se pone majadero, entonces ni eso puedo escuchar", contó a SEMlac.

Pese al innegable terreno ganado por Cuba en materia de acceso a los derechos reproductivos, la alta recurrencia al aborto y las tasas de embarazo significativas y crecientes en edades tempranas se perfilan entre los más importantes desafíos que enfrenta la isla.

Con esa afirmación coincidieron especialistas presentes en la jornada científica organizada por la Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP), con motivo del Día Mundial de la Población, el pasado 11 de julio, y dedicada al acceso universal a la salud reproductiva, tema del UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas, este año.

La falta de preparación necesaria para que el personal de la salud pueda considerar las diferencias entre hombres y mujeres, con vistas a su atención y tratamiento en todos los ciclos de vida, es uno de los desafíos actuales en Cuba, señalaron especialistas.

La incorporación de un enfoque diferenciado por sexos ha sido progresiva y ha evolucionado de una visión fisiológica basada en los aspectos sexuales a una de género como categoría social que se estructura sobre tabúes y relaciones de poder, señaló la antropóloga Leticia Artiles, al intervenir en un foro sobre género y salud, en la capital cubana.

Información adicional