El mismo día que Marcel nació, 15 de diciembre, Cuba reportaba 83 nuevos casos del nuevo coronavirus y un total de 9671 personas se habían contagiado en el país de covid-19, desde el inicio de la epidemia.
Para entonces, la nación caribeña vivía su primera ola de la pandemia causada por el SARS-CoV-2 y esta cifra de diagnósticos confirmados en una sola jornada era preocupante. Así lo reconoce su mamá, la joven de 32 años Dianet Doimeadiós, quien vivió toda su gestación en medio del confinamiento impuesto por el virus.

Resulta difícil encontrar un ámbito de la vida que no haya sido impactado por la covid-19; la salud sexual y reproductiva se incluye en esa larga lista, también en Cuba.  

Margarita Montes de Oca Carmenaty es estudiante de quinto año de Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, a 860 kilómetros de La Habana. Desde hace tres días pasa sus jornadas en un centro de aislamiento para contactos de personas positivas al nuevo coronavirus, ubicado en la Facultad de Medicina número dos de su ciudad.

Cuba vive su tercera y más severa ola de la pandemia de SARS-CoV-2, con la cifra más alta de casos positivos desde marzo de 2020 y un incremento en la población juvenil y pediátrica.
Autoridades sanitarias y gubernamentales han reforzado medidas para contener la propagación de la enfermedad, que en esta nueva escalada se expande por todas las provincias del país.

Página 1 de 30

Información adicional