Por Dixie Edith

Identificar alianzas, construir consensos e investigar son propósitos para instrumentar en Cuba en el entorno de la campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, convocada por Ban Ki-Moon, secretario general de las Naciones Unidas.

Aunque la iniciativa internacional se viene desarrollando desde 2008, “este es el segundo año en que se implementan acciones en Cuba, y aún estamos buscando articular una estrategia más sólida, mejor coordinada, a partir de las lecciones aprendidas en 2011”, dijo a SEMLac Jesús Robles, coordinador internacional de programas del UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas en Cuba.

Robles intervino ante el auditorio de dos seminarios talleres organizados entre el 5 y 9 de noviembre por la Cátedra de Género y Comunicación “Mirta Aguirre”, del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” (IIPJM), para presentar las actividades en Cuba de la citada campaña, que en la isla se hace visible desde un llamado personal: Yo digo No a la violencia contra las mujeres.

 

Quienes participaron en los espacios de capacitación –uno dirigido a abordar temas de género y salud, en su relación con los medios de comunicación; y el otro, a socializar buenas prácticas para el tratamiento de la violencia de género– coincidieron en que se trata de un tema muy complejo, cuyas causas se asientan en la estructura social, por lo cual se hace muy difícil de enfrentar la violencia por movito de género, sobre todo, desde la comunicación pública.

 

Ser efectivos en “la prevención y enfrentamiento de este mal también depende de poner atención a todo lo que socializamos desde los medios de comunicación, y no solo a los productos informativos. Qué telenovelas, qué música, qué series estamos transmitiendo, también es determinante”, alertó Xiomara Pupo, periodista de Radio Progreso y asistente al seminario taller sobre género y salud.

Mabel Ponce de León, colega de la emisora provincial de la oriental provincia de Holguín, a más de 750 kilómetros al este de La Habana, precisó la necesidad de extender esa atención a los espacios donde convergen adolescentes y jóvenes: educativos, recreativos y de diverso signo. “Es muy importante tener en cuenta la opinión de esa población joven, conocerla y respetarla, para poder influir sobre ella”, agregó.

A criterio de Robles, la campaña ÚNETE puede ser un espacio interesante de influencia y otra buena plataforma para desarrollar acciones efectivas contra el maltrato; sobre todo, porque no se trata solo de una estrategia dirigida a los medios de comunicación, detalló.

También incorpora componentes vinculados a la revisión e implementación de marcos jurídicos nacionales de enfrentamiento a la violencia de género, a tono con los estándares internacionales, que se integran en un primer pilartitulado Alto a la Impunidad. Los otros dos pilares de la campaña están relacionados con la prevención: Ni una más; y con la concientización: La responsabilidad es de todas y todos.

“La estrategia de prevención enfatiza el trabajo con la población joven y promueve la incorporación de contenidos educativos acerca de la igualdad de género en los currículos escolares, algo en lo que Cuba ha marcado hitos con su Programa Nacional de Educación Sexual, actualmente en rediseño”, detalló Robles.

El componente de sensibilización y concientización está dirigido, justamente, a los medios de comunicación, “un espacio esencial”, al decir del funcionario del UNFPA; pero también a la labor que se construye desde espacios comunitarios.

La doctora Isabel Moya Richard, quien preside la Cátedra de Género y Comunicación del IIPJM y dirige la editorial de la Mujer, explicó que el seminario taller busca generar un banco de proyectos, de trabajos, para ayudar a que la visibilización de la violencia desde la prensa se convierta en algo más sistemático y menos improvisado.

“Se trata de visibilizar primero los espacios de igualdad y desigualdad en todas las esferas de la vida social, que es donde se genera la violencia. En un desafío desde la cultura”, precisó Moya.

Para Robles, los pasos de la campaña ÚNETE en la isla recién comienzan. “Estamos conformando una suerte de mapa, buscando alianzas, tejiendo iniciativas nacionales  para, de conjunto, tener más efectividad e impacto en lo adelante”, precisó a SEMLac.

Enlaces Relacionados:

Cuba se une a la campaña de Naciones Unidas

http://www.onu.org.cu/document/7496651ee99011e1bfe174e50b6b2106/details/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *