Identificar las violencias machistas desde el espacio personal y cotidiano, donde muchas veces transcurren como “algo normal y natural”, puede ser el primer paso para reconocer un problema social que hace falta cambiar. “Vivimos en una sociedad machista y las expresiones de violencia se ven a diario en la calle, en la televisión, en los espacios de trabajo”, asegura Mario Lázaro Díaz Carmona, panadero en Casa Potin, un restaurante en la céntrica barriada del Vedado, en La Habana.Leer más

Aislamiento, acoso y manipulación son algunas de las estrategias que se reiteran en los perfiles de hombres maltratadores en la capital cubana, según un reciente estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana.
En particular el aislamiento de las víctimas, que las aleja de sus principales redes de apoyo, se ha visto acrecentado por la situación de confinamiento sanitario impuesto por la pandemia de covid-19, explicó la psicóloga Claudia Cancio-Bello, durante el Taller “Miradas jóvenes a la población y el desarrollo”, convocado por el Centro de Estudios Demográficos (Cedem), de la citada universidad.Leer más

Construir espacios laborales libres de violencia, que ayuden a fomentar en las comunidades la solidaridad y doten a sus integrantes de conocimientos y herramientas para prevenir el maltrato sexista, es una de las experiencias positivas que cooperativas cubanas como DAJO tratan de impulsar, aún en medio de la pandemia de covid-19.

Ubicada en el céntrico municipio capitalino de Centro Habana e integrada fundamentalmente por mujeres, DAJO es una cooperativa no agropecuaria que, desde 2014, ofrece servicios de lavandería, planchado, confecciones y manualidades.Leer más

Las diversas expresiones naturalizadas de discriminación hacia las personas mayores y la vejez se han exacerbado en medio de la pandemia de covid-19.
En ello coincidieron psicólogos, investigadores y participantes en el foro “No al edadismo”, organizado por la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) junto a la Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de La Habana (UH) y desarrollado en el perfil de Facebook de esta última.Leer más

“Lo primero es que te atiendan y te entiendan, que no te juzguen para nada, que no te critiquen, que no sientas que estás haciendo algo mal, que te crean y te apoyen”, explica Alina a SEMlac.

Alina no es el nombre real de esta mujer, que prefiere no revelar su identidad, aunque afirma que su historia ya no tendrá consecuencias. Esta joven profesional de la salud vive en la ciudad de Cienfuegos, a 233 kilómetros de La Habana, y fue víctima de violencia psicológica por parte de su pareja.Leer más

Cualquier legislación de familia que se apruebe en Cuba debe visibilizar todas las manifestaciones de violencia que ocurren al interior de los hogares y disponer reglas de alcance general para atenderlas, coinciden juristas locales.

A las puertas del proceso de consulta popular y aprobación de un nuevo Código de las Familias, especialistas han identificado múltiples retos para una norma jurídica cuya versión, vigente desde 1975, necesita atemperarse a la contemporaneidad, pero también a la actual Carta Magna.Leer más

La Línea 103, que atiende situaciones de violencia, demanda mayor divulgación, visibilidad y una capacitación permanente de las personas que la atienden, coincidieron en La Habana especialistas de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y de otras instituciones que se articulan tras este servicio.
Tras unos tres meses de funcionamiento para estos casos, el servicio telefónico ha registrado 280 llamadas «relacionadas con manifestaciones de irritabilidad o violencia», confirmó a SEMlac Geovanys Leal-Duque, coordinador de la línea y especialista de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (Prosalud).Leer más