Trabajadoras sin derechos

El desempleo en Bolivia va en descenso y, en el caso de las mujeres, la situación empeora porque afecta al 13 por ciento, las que trabajan todavía siguen ganando menos que los varones y el 70 por ciento realiza actividades terciarias o por cuenta propia, lo que implica que carecen de todos sus derechos laborales. El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) evaluó el estado laboral del país en el contexto de los cambios que impulsa el gobierno del presidente Evo Morales, durante el foro «Empleo, condiciones laborales y seguridad social», organizado por la Plataforma por el Derecho a Trabajo. Según CEDLA, la situación poco o nada ha cambiado en comparación con anteriores administraciones «neoliberales», que durante 22 años mantuvieron a Bolivia como el mejor alumno de los organismos internacionales. El Estado sólo genera el 12 por ciento del empleo asalariado, a diferencia del 28 por ciento de otros países, mientras que el sector privado ofrece empleo flexibilizado, es decir, que lo hace vulnerando la legislación laboral, sostuvo el experto Bruno Rojas. Las mujeres y la gente joven padecen las peores condiciones laborales. Por ejemplo, en la ciudad de El Alto, ubicada al lado de la sede de gobierno y donde la pobreza afecta al 66,9 por ciento de sus habitantes, 85 de cada 100 personas de estos grupos poblacionales trabajan en el comercio y los servicios, y carecen de los mínimos derechos como trabajadores (SEMlac).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *