Taller de capacitación en género, puerta entreabierta al cambio

Por Raquel Sierra
raquels@enet.cu

Un taller de capacitación en temas de género, organizado por la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA), reunió durante tres días en La Habana a directivos nacionales de varias organizaciones y organismos, con el fin de aprender e intentar empezar a cambiar. “Por primera vez estamos haciendo una acción que articula a las personas que tenemos responsabilidades con esto, independientemente del lugar donde estemos”, indicó a SEMlac Dilcia García, responsable de proyectos de ACPA.
El taller se desarrolló de forma simultánea en Las Tunas y Granma, en el oriente cubano,  y forma parte de un proyecto de 12 meses que llegará también a Camagüey, Isla de la Juventud y las nuevas provincias de Mayabeque y Artemisa (en el occidente de la isla y que antes formaban La Habana ).
El tema de género es serio, profundo y requiere de conocimientos teóricos y las herramientas prácticas para llevarlo a cabo. Ese ha sido el empeño de este proyecto, gestionado por las ONG españolas Mundubat y ACSUR-Las Segovias,  y financiada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).
Aunque por asuntos de trabajo no estuvieron todo el tiempo, ha sido importante la participación de representantes del Ministerio de la Agricultura, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF) y el Consejo Científico.
En la inauguración del taller estuvieron presentes Juan Diego Ruiz Cumplido, coordinador de la Oficina Técnica de la AECID, y Gemma García, perteneciente también a esa entidad ibérica.
Según explicó a SEMlac Norma Vasallo, presidenta de la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana y una de las profesoras en esta experiencia, este taller forma parte de un proyecto que tiene ACPA de fortalecimiento en temas de género a su personal y al de otras instituciones que colaboran con la asociación.
“Hemos diseñado cuatro módulos diferentes, según las personas a las que van dirigidas las sesiones, pero incluyen temas conceptuales fundamentales para después utilizar el análisis de género en la formulación de un proyecto”, dijo Vasallo, quien calificó a la ACPA como una de las instituciones más avanzadas en materia de género, por su sensibilidad y preocupación.
A su juicio, “esto no es un discurso etéreo,  tiene por detrás un desarrollo conceptual que, si no se maneja, no se conoce, no se puede emplear en la práctica. La herramienta es un instrumento cuando sabes cómo utilizarla”, dijo.
“Pensamos un taller que incluyera herramientas precisas de la teoría, aplicadas a la realidad, y que las personas salieran del encuentro con una forma de hacer que fuera más allá de leerse un clásico u otro material, o de entender un power point”, explicó Magela Romero Almodóvar, profesora de Sociología  e integrante de la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana.
Según García, su aspiración es lograr realmente el arte de dirigir desde la conciencia de género. “Parece una frase, pero tiene mucho contenido: si todas las acciones que haces miran desde el prisma de cómo pueden ser mejores las relaciones entre hombres y mujeres estás trabajando por la justicia social”.
Los criterios sobre lo compartido y aprendido muestran la pertinencia de la realización de intercambios sobre el tema.
“He participado en muchos talleres, pero este ha sido muy instructivo. Me ha ayudado a entender conceptos que no tenía claros como equidad de género y feminismo y me ha dado la oportunidad de polemizar e intercambiar”, dijo Guillermo Valdés Hernández, de 69 años, quien atiende capacitación en ACPA.
“Para nosotras es importante que se trate el tema de género, sobre todo en un taller de un proyecto que se va a llevar a cabo en todo el país, pues de esta forma socializamos las ideas y adquirimos conocimientos de cómo piensan las instituciones y organismos del país”, declaró a SEMlac Olga Lidia Guerra, de la esfera ideológica de la Federación de Mujeres Cubanas.
“En el caso de nuestra organización,  estos saberes nos permiten seguir trabajando por el bien de las familias, las mujeres y las niñas y los niños”, dijo.
En el taller “he podido madurar mis conceptos sobre género, y sobre todo, ver que tenemos que trabajar aun más con nuestros directivos, fundamentalmente en el sector de la agricultura que es donde me desempeño”, comentó Brigitte García, del Comité Femenino de Atención a la mujer agropecuaria del Ministerio de la Agricultura.

Marzo de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *