Premio de la Latinidad a poetisa cubana

Por Sara Más  

Fina García Marruz, poetisa esencial de la cultura cubana, martiana fervorosa y autora de numerosas obras de la poética y la ensayística de esta isla caribeña, fue galardonada en La Habana con el Premio de la Latinidad, que concede la Unión Latina.

«Es admirable el reconocimiento que rinde esta organización a la cultura grecolatina, a las lenguas romances que a todos nos unen», manifestó emocionada la galardona en unas breves palabras leídas por su nieta en la ceremonia, la tarde del viernes 15, Día de la Latinidad. Retirada de casi todos los escenarios públicos, Fina no acudió personalmente al homenaje, pero envió como emisaria a su nieta Laura Vitier, quien transmitió el agradecimiento y satisfacción de la intelectual «por poder compartir el premio con Cintio (su esposo, poeta y ensayista como ella) y con tantos otros amigos queridos que, sin duda, también han dejado una obra perdurable».
El Premio se entrega como parte de los actos por el Día de la Latinidad, cada 15 de mayo, y ya ha sido recibido en Cuba por intelectuales como Rosario Novoa, Luisa Campuzano, Graziella Pogolotti, Eusebio Leal, Cintio Vitier, Monseñor Carlos Manuel de Céspedes y Roberto Fernández Retamar.
Ana María Luettgen, directora de la Oficina en Cuba de la Unión Latina, dijo en el acto que ese galardón otorgado a la poetisa cubana, este año, destaca su  labor en el fomento de los mejores valores éticos de la identidad y la herencia cultural grecolatinas, precepto que guía la labor de reconocimiento de esa organización intergubernamental.
Calificada por el también poeta cubano y director de la Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, como “la más grande poetisa viva de nuestra lengua”, Fina García Marruz ha recibido antes el Premio Nacional de Literatura y el Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2007), entre otras importantes distinciones.
La Unión Latina está integrada por unos 40 estados de los distintos continentes, vinculados por el nexo de sus lenguas oficiales neolatinas, con el propósito de preservar su cultura.
Fina García Marruz fue reconocida en Cuba con el Premio Nacional  de Literatura en 1992 y se le conoce además por su profunda ensayística, en particular la dedicada a José Martí, así como por su vasta obra poética, aunque se le describe como una mujer tímida y quizás algo enigmática porque evade las entrevistas y los grandes medios.
“Yo me comunico mejor con el silencio, sin el que no se podrían dar la poesía, la música, ni el encuentro con uno mismo”, confesó hace dos años en una de esas raras ocasiones en que ofreció declaraciones a una periodista, a propósito de haber obtenido el Premio Iberoamericano de poesía “Pablo Neruda”, con lo cual se convirtió en la primera mujer  reconocida con ese galardón.
García Marruz nació en La Habana, en 1923; es graduada de Ciencias Sociales, en la Universidad de La Habana (1961) y ha compartido largos años de su vida y su propia obra con su esposo, el intelectual cubano Cintio Vitier.
Atraída desde muy joven por el mundo de las letras, integró el Grupo Orígenes, que encabezó José Lezama Lima  entre 1944 y 1956, junto a otra mujer, Cleva Solís, y destacados escritores de su generación.
Desde 1962 se desempeñó como investigadora literaria en la Biblioteca Nacional José Martí y luego estuvo entre los fundadores del Centro de Estudios Martianos, en 1977, donde permaneció por 10 años, alcanzó la categoría de investigadora literaria e integró el equipo realizador que tuvo a su cargo la edición crítica de las Obras Completas de José Martí.
Con una amplia obra personal y como coautora, junto a su esposo, Fina asegura no ser tan prolífica en la poesía, que dice escribir  “muy poca, aunque no he dejado de escribirla del todo, pero no la busco: la espero cuando viene, aunque es bien huidiza”, según confesara hace dos años en una entrevista publicada por el diario Juventud Rebelde.
Sin embargo, los suyos son “de los poemas de más apasionada belleza que se hayan compuesto en lengua española desde que se asomó el milnovecientos”, al decir de Eliseo Diego, otro grande de la poesía cubana y del grupo Orígenes.
Entre sus publicaciones figuran: Visitaciones, Viaje a Nicaragua y Créditos de Charlot, con la cual Fina alcanzó el Premio Nacional de la Crítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *