Nuevas restricciones

Del primero al 5 de mayo se paralizarán las actividades administrativas gubernamentales. Se mantendrán únicamente los servicios esenciales: hospitales, policía, ejército, marina, distribución de gasolina, recogida de basura, transporte público, servicios de telecomunicaciones, tesorerías para pagos, y otros como distribución de gasolina. Los sectores privados también disminuirán sus actividades productivas y comerciales. Abrirán mercados, supermercados, misceláneas y todos los comercios de alimentos. Hoteles y restaurantes, al criterio de los dueños. El primero de mayo y el 5 de mayo en México son días no laborales, por lo que “se aprovechará” este “puente” y las vacaciones programadas para disminuir las actividades mencionadas. El argumento es contribuir a romper la cadena de contagio, todavía no controlada. Las medidas, según el artículo 73 de la Constitución, deben ser adoptadas por los gobiernos federal y estatales; municipales y comunitarios. No se obliga a nadie, pero la ley prevé que es la autoridad sanitaria, en caso de epidemia, la que dicta las medidas para todo el país. (SEMlac)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *