Nuevas masculinidades, otras miradas desde el audiovisual

Por Helen Hernández Hormilla /  hormilla@gmail.com

El lenguaje audiovisual puede resultar una estrategia efectiva para sensibilizar sobre la equidad de género. Así lo demuestra la experiencia que, desde Cuba, desarrolla la Red Iberoamericana de Masculinidades, a partir de la utilización de documentales, videos de bien público y cortometrajes, producidos con el fin de promover nuevas masculinidades y feminidades. Más de 70 materiales de este tipo se encuentran a disposición del grupo, varios de ellos realizados por jóvenes sin ningún entrenamiento en los medios, pero con deseos de transformar añejos estereotipos. Una multimedia presentada en La Habana, el pasado mes de julio, reúne casi todos estos trabajos.
Dayron Oliva Hernández, profesor de Historia en el Instituto Superior de Arte y miembro del proyecto, confirma que “en ningún caso la realización ha estado relacionada con un interés profesional, sino que forma parte de un objetivo de la Red de sensibilizar a personas jóvenes con la igualdad de género, para ir deconstruyendo los modelos que provocan inequidad y violencia”.
Aprovechando la relación de las nuevas generaciones con las tecnologías de la comunicación, el historiador cubano Julio César González Pagés, coordinador general de la Red, apuesta por el video e Internet para difundir el conocimiento de género. “Hemos visto que a donde no llega un artículo o un libro, sí llega un clip, un spot de bien público o un documental”, opina.
Temas como el empleo, la migración, la discriminación racial, la violencia, la diversidad sexual, la educación, entre otros, han motivado varios de estos trabajos, en su mayoría accesibles a través del sitio oficial de la Red.
Según Oliva Hernández, quien comenzó a trabajar estos temas desde su etapa de formación como licenciado en Historia, la iniciativa ha logrado que los estudiantes se involucren con la ideología de género a través de la práctica audiovisual. “Nos fijamos sobre todo en el contenido del mensaje, tratando de transformar estereotipos y criterios dicotómicos”, argumenta.
González comentó que el trabajo con reguetoneros y raperos, desarrollado en este sentido en varios países de América Latina, ha producido videos clips con el enfoque de las nuevas masculinidades. Además, la Red recibe la colaboración asidua de cineastas como Ana Margarita Moreno, Marilyn Solaya y Ernesto Pérez Zambrano, quienes han problematizado en la pantalla asuntos como el machismo, la transexualidad y las dificultades de las mujeres para practicar en deportes masculinizados.
“La documentalística nos ha ayudado a llegar a sectores para los que no vale el discurso académico”, enfatizó el profesor de la Universidad de La Habana y uno de los principales representantes de los estudios sobre masculinidades en América Latina.
Legitimar el video como una fuente académica, sobre todo en los temas de género, ha sido objetivo de varios proyectos desarrollados por la Red junto a instituciones de algunos de los 28 países que la conforman.
“Lo que pasa es que en muchos lugares se toma el audiovisual como algo subjetivo, pero me parece importante que la pedagogía cambie y busque fuentes alternativas para el conocimiento. La noción del audiovisual solo como algo artístico no permite apreciar su importancia para los cambios sociales”, refirió González Pagés.
Para el investigador, la generación de hoy no lee menos, sino que lee más audiovisual, y eso hay que aprovecharlo a favor de las reivindicaciones de género. Dos de sus libros, Por andar vestida de hombre y Gallegas en Cuba, confirman su apuesta por lenguajes hipermediales, al presentarse como multimedias e incluir piezas audiovisuales realizadas por estudiantes de la Red.
Llevar el debate sobre género más allá de la élite erudita ha servido para pluralizar las acciones del colectivo de hombres. “Hemos regresado el género a su esencia militante. Nuestros audiovisuales los debatimos en cárceles, en comunidades, y no solo en los centros tradicionales de educación”, explicó González.
“No siempre podemos hacer grandes investigaciones ni escribir libros, y el audiovisual nos permite incidir de forma más directa en las comunidades”, añadió.
La Red Iberoamericana de Masculinidades cuenta con un portal, http://www.redmasculinidades.com, desde el cual se socializan artículos académicos e investigaciones, pero también noticias, tonos de iphone y videos. “Tenemos más de cuatro millones de visitas y eso da la idea de que, contemporizando el lenguaje, sin frivolidades, podemos permitirles a las personas que están acostumbradas a más dinamismo, que consuman estos productos con el enfoque de las nuevas masculinidades”.

septiembre de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *