Mirta Yáñez: Llamar al machismo a capítulo

De la Redacción / semcuba@ceniai.inf.cu

La literatura sigue siendo en Cuba un espacio donde se dirimen conflictos en torno a la equidad de género y la pertinencia del feminismo. En su más reciente volumen, la escritora Mirta Yáñez se adentra en las tensiones que supone la participación femenina en las letras contemporáneas de la isla para reconocer sus retos y ambigüedades.
Cubanas a capítulo. Segunda temporada es el título del texto que la editorial Letras Cubanas presentó durante la 22 Feria Internacional del Libro, celebrada en La Habana del 14 al 24 de febrero.
Con esta obra, la narradora, poetisa y ensayista continúa la temática anunciada en su anterior volumen Cubanas a capítulo (Editorial Oriente, 2001), donde se reúnen ensayos que analizan la literatura de las cubanas sin perder de vista la desigualdad social, cultural e histórica que supone vivir -y escribir- como mujer. La presente entrega, más de 10 años después, reúne ensayos y artículos de similar temática, aunque se parte del análisis de otras escritoras. Además, aparecen fragmentos de entrevistas concedidas por Yáñez durante varios años, en las cuales expone su posicionamiento activo como feminista y sus consideraciones sobre las implicaciones de la teoría de género en la literatura.
Mirta Yáñez, una de las más relevantes narradoras cubanas de la actualidad, es también una activista consecuente del feminismo, especialmente en el ámbito de la literatura.
A través de sus ensayos o de antologías como Estatuas de Sal (1996), primer panorama de la narrativa femenina cubana, se ha esforzado por hacer visible la producción cultural de las mujeres y superar las diversas instancias de la discriminación de género en estos espacios.
La periodista Helen Hernández Hormilla, autora del prólogo al volumen, afirmó en la presentación que «Mirta Yáñez constituye una referencia decisiva para los estudios de género en Cuba, no solo por su obra ensayística, sino por la voluntad incansable de salirle al frente a cualquier indicio de exclusión machista».
El libro destaca cuestiones capitales para comprender las dinámicas de la literatura femenina cubana: la identidad como elemento unificador, la negación del feminismo, el miedo al gueto, la incultura y el facilismo de cierta zona de esta producción.
Asimismo, debate sobre la construcción de un canon literario nacional androcéntrico, la necesidad de comprender el género como eje de análisis de la crítica literaria y la urgencia de recuperar la tradición feminista cubana.
«En medio de cierta avalancha de ‘literatura reguetonera’, por llamarla de alguna forma, vuelvo a insistir en cómo algunas autoras se preocupan por el estilo, la elegancia de la escritura, por la credibilidad, la emoción y por revelar verdades de la condición humana», escribió la narradora, poetisa y ensayista en las palabras leídas durante la presentación.
Para Hernández Hormilla, el género, como categoría interdisciplinar, aporta a los estudios literarios un andamiaje gracias al cual es posible desmontar la literatura que conocemos y determinar la influencia de esa realidad desigual en el lenguaje y la creación.
A juicio de la comunicadora, Yáñez usa esta herramienta no como un medidor estético, sino como un rasgo de la identidad. En Cubanas… la escritora sugiere que, para documentar la proyección actual de las narradoras en la isla, no puede perderse de vista el fuerte componente androcéntrico de la cultura.
«Están en su derecho quienes no se interesan en estos enfoques, pero ante quienes tienden a minimizarlos con el chiste barato o atribuyéndoles dogmas, me veo conminada a insistir en algo que siempre digo: todo fundamentalismo es antintelectual», añadió Yáñez en sus palabras.
«De lo que se trata -continúa- es de la literatura, de que la verdadera literatura sea reconocida, hágala quien la haga».
«Las estudiosas feministas también estamos en el derecho de dar nuestro punto de vista tanto tiempo anulado», insistió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *