Medidas tardías, origen de las muertes

El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica detectó neumonía grave desde febrero, pero no fue hasta el 18 de abril que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó a sus delegaciones. La Alerta Epidemiológica, al interior de la burocracia administrativa, fue desoída, no leída y no tuvo consecuencias de investigación o preventivas. Al momento de la Alerta Sanitaria y Pública -23 de abril- dos meses y cinco días después de la Alerta Epidemiológica, ya se había informado de 333 casos graves en la semana 14 del año, es decir el 28 de febrero. Esta información aparentemente no había detectado que se trataba de un nuevo virus, sino que era una consecuencia tardía de la influenza estacional que sucede cada invierno Llama la atención que el IMSS informara precisamente un día después de la visita del presidente de los Estados Unidos,  Barack Obama. Circulan artículos de opinión que señalan que se ocultó el problema para no interrumpir la visita del mandatario norteamericano. (SEMlac)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *