Literatura: Voces femeninas narran y piensan la Cuba actual

Las polémicas conexiones entre literatura, feminismo e identidad de género salen a flote al unir entrevistas y cuentos de narradoras cubanas contemporáneas en el volumen Palabras sin velo (Editorial Caminos), presentado este 14 de febrero en la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, durante la XXIII Feria Internacional del Libro, Cuba 2014.

El texto, de la periodista Helen Hernández Hormilla, reúne a una decena de escritoras de varias generaciones, cuyas obras confluyeron en el complejo período de crisis en Cuba, sostenido desde hace dos décadas luego de la caída del campo socialista en Europa del Este, a inicios de la década del noventa.

Mirta Yáñez, Esther Díaz Llanillo, María Elena Llana, Marilyn Bobes, Laidi Fernández de Juan, Nancy Alonso, Aida Bahr, Karla Suárez, Mylene Fernández Pintado y Anna Lidia Vega Serova exponen ante la interrogadora parte de su trayectoria creativa, así como sus experiencias y opiniones sobre la historia reciente de la isla caribeña.

A cada diálogo lo acompaña un relato breve, intencionado temáticamente por representar problemáticas álgidas paras las cubanas, como la soledad, la precariedad de la vida cotidiana, la emigración, la maternidad, la doble jornada o las múltiples exigencias impuestas a la feminidad.

Según Idania Trujillo, directora de la Editorial Caminos del no gubernamental Centro Memorial Martin Luther King Jr., Hernández Hormilla evidencia una mirada profundamente comprometida con Cuba y con su gente.

Asimismo, proyecta un feminismo que «no etiqueta a nadie, sino que fluye por los mismos cauces con que cada autora asume su condición de mujer y literaria», significó la comunicadora.

«Este libro es ejemplo del periodismo que indaga, investiga, unge la mirada en las actividades humanas y sociales de cubanas y cubanos», acotó.

Por su parte, la periodista Mirta Rodríguez Calderón advirtió que el libro no encaja en ninguna clasificación convencional por tensar las fronteras entre periodismo y literatura, y demuestra pasión por los temas de género y el feminismo.

«No es una sumatoria de entrevistas y cuentos, sino un algo nuevo, diferente, en que entrevistadas y entrevistadoras se entregan de cuerpo entero para dar luz a un valioso conjunto de ideas que conforman un retrato excelente de ese tiempo en que han vivido, con sus contrastes y arbitrariedades», aportó la profesora universitaria.

Rodríguez Calderón significó el valor histórico de la obra, al mostrar los efectos en la literatura escrita por mujeres en Cuba de un machismo que iba a ceder terreno solo «cuando los premios, los libros publicados y los reconocimientos para las mujeres creadoras fueran tan evidentes que no habría ya espacio para la controversia».

Lograr confesiones «sin pacaterías ni falsas modestias» constituye una de las ganancias del texto, opinó la presentadora.

«Cualquiera que se haya asomado al periodismo sabe que una buena entrevista le debe, sobre todo, a quien pregunta», refirió.

«Algunas de las autoras se sienten y saben feministas, sin estridencias», aportó la comunicadora y aclaró la necesidad de asumir este pensamiento como un acto consciente.

Hernández Hormilla es también autora del ensayo Mujeres en crisis. Aproximaciones a lo femenino en las narradoras cubanas de los noventa (Ediciones Acuario, 2012), centrado en la misma promoción de escritoras y en sus representaciones literarias del sujeto mujer.

No obstante, para Rodríguez Calderón Palabras... supera la entrega anterior, al conformar «una simbiosis de propósitos que exhiben creatividad, perseverancia» y aportan igualmente a los estudios literarios, la perspectiva de género en el trabajo creador y al «buen periodismo».

«La ya desfasada controversia sobre si existe un modo femenino de escribir se va a bolina con las numerosas experiencias de calidad presentes en este libro», apuntó.

Con un reconocimiento a mujeres que desde sus labores creativas «allanaron el camino de las feministas cubanas de hoy», Hernández Hormilla comenzó sus palabras de agradecimiento, dedicadas a Mirta Yáñez y Mirta Rodríguez Calderón.

Sobre esta última, resaltó el periodismo pionero al incorporar una visión de género en los medios cubanos y su rol como fundadora del extinto grupo de mujeres comunicadoras Magín, en la pasada década de los noventa.

Para la joven periodista, Palabras sin velo tiene mucho que ver con la realidad que viven las contemporáneas cubanas. «Ellas son parte de nuestra historia, representan lo que somos y podemos ser», declaró Hernández Hormilla al referirse a las protagonistas de su obra.

«La intención del libro es revelar lo que hay tras las mujeres que escriben, cuáles son sus motivaciones y, a la vez, hurgar en esa relación conflictiva entre el feminismo, la literatura y la perspectiva de género», afirmó.

A su juicio, la creación es una expresión de la identidad y, si se es mujer, eso marca la expresión como resultado de un contexto histórico, de la experiencia de vida y lo establecido como femenino en cada sociedad.

En los próximos días, Palabras… recorrerá 21 ciudades de la isla cuando la Feria se traslade de La Habana a las demás provincias cubanas, luego del 23 de febrero. Entre el 5 y 8 de marzo será presentado por su autora y el equipo editorial de Caminos en Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *