Freno a las adopciones

Que las mujeres ya no comercien con sus hijos, que el robo de niñas y niños se detenga y los abogados no tramiten adopciones irregulares, son tres de las razones por las cuales el Estado de Guatemala busca afanosamente que el Congreso de la República apruebe la Ley de Adopciones. Actualmente, en este país, estos procesos son regidos por el Código Civil, la ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia y la Convención de los Derechos de la Niñez, pero no existe una normativa específica para que se garantice un buen futuro para la o el menor. Lo anterior explica porqué, sólo en 2006 esta nación entregó 4.300 niñas y niños a padres sustitutos, principalmente a familias originarias de los Estados Unidos de Norteamérica, según la gubernamental Procuraduría General de la Nación. Estados Unidos es el país número uno en recibir bebés de origen guatemalteco, de acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Datos de la Procuraduría de los Derechos Humanos indican que la cantidad de menores dados en adopción el año pasado equivale a uno por cada 100 niñas y niños nacidos en ese período, si se toma en cuenta que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social reportó el nacimiento de 437.000 nuevos habitantes(SEMlac)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *