Defender los derechos de las mujeres sin descanso

Por Raquel Sierra / (raquels@enet.cu)

Desde las víctimas de violencia por parte de sus parejas, las que tienen dificultades al acceso a puestos de dirección o al agua potable hasta las que lograron hacer valer su opinión en espacios rurales, no importa en qué geografía vivan, las mujeres necesitan que se sigan revelando sus conflictos, derechos, experiencias e historias de vida. Por romper con los patrones culturales que insisten en mantenerlas como ciudadanas de segunda clase, continuar la formación de recursos humanos y, a partir del conocimiento, sensibilizar a decisores y socializar las mejores experiencias en la promoción de las mujeres, abogaron participantes en el VIII Encuentro Mujeres en el siglo XXI, realizado en La Habana.
Organizado por la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el encuentro reunió a estudiosas de Cuba, España, Estados Unidos, Colombia, Guatemala y Chile, entre otros.
Las investigaciones presentadas son expresión de «la necesidad de visualizar problemas que han permanecido naturalizados menoscabando la condición de las mujeres o también de las acciones por su transformación», dijo en las palabras inaugurales la doctora Norma Vasallo, presidenta de la cátedra.
El encuentro indicó, «es el resultado del esfuerzo de muchas instituciones con conciencia de la importancia de una visión de género mayor no solo en las leyes y las políticas sociales, sino también en su hacer diario».
Diverso por la cantidad de temas y por una creciente participación de trabajos realizados por especialistas no residentes en La Habana, en la cita se profundizó sobre las realidades que viven hoy no pocas mujeres en el mundo y en Cuba.
La población penal femenina en Estados Unidos crece a una mayor velocidad que la de hombres. Son víctimas de maltratos, violaciones y falta de atención médica. Trabajamos para que su realidad se conozca y tratar de cambiarla, dijeron a SEMlac Jodie Lawston y Ashley Lucas, de Estados Unidos.
«De un total de 2,3 millones de personas en la cárcel, unas 200.000 son mujeres, en su mayoría son pobres y emigrantes. Entre sus delitos están haber matado a alguien que las maltrataba o ser cómplices de delitos de sus parejas», dijo Lucas.
Aunque en algunas naciones ha habido avances, al menos en los papeles, quedan muchas asignaturas pendientes, entre ellas, la violencia de género.
Según la historiadora Francisca Moya, de España, en su país existe una ley teóricamente perfecta y un apoyo institucional que parece ideal; sin embargo, los asesinatos de mujeres han aumentado.
«Es un debate que tiene despistada a la sociedad. Se trata de una cuestión cultural y educativa y es fundamental educar en la tolerancia y el respeto. Todos los días aparece una mujer muerta, porque ha hecho una denuncia o iniciado un proceso de separación y recibe por ello el castigo del marido», explicó.
«Es una situación muy compleja, pero con el tiempo y con una educación de base se podría producir una solución en el futuro», consideró.
El cambio en la manera de pensar de decisores y el conocimiento de los temas de género en la sociedad podrían allanar también el camino hacia el acceso de las mujeres a puestos de dirección o grados científicos.
Según Lourdes Álvarez Escudero, del Centro de Física de la Atmósfera, en el Instituto de Meteorología de Cuba, la mayoría de las mujeres solo alcanzan la categoría de aspirante a investigador y pocas veces la de titular o auxiliar.
«Cuando uno indaga, resulta que los directivos no lo ven como un problema, para ellos existe igualdad de posibilidades y oportunidades para todos y todas, pero en la práctica no resulta así», señaló.
Vasallo indica a SEMlac que, aunque se han dado algunos pasos para hacer visibles las problemáticas femeninas, todavía existe desconocimiento y a la hora de aplicar herramientas e instrumentos en proyectos de género es preciso tener una base teórica que sustente de dónde sale todo y los porqué.
El encuentro Mujeres en el siglo XXI, que rindió homenaje a Vilma Espín, ya fallecida, -presidenta fundadora de la Cátedra de la Mujer, creada el 25 de septiembre de 1991-, analizó temas como género y comunicación, género e historia; identidad y subjetividad; desarrollo; violencia, poder y ambiente, entre otros.

Mayo de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *