Cine con nombre de mujer

Por Raquel Sierra

La diversidad y la calidad fueron los rasgos distintivos de la muestra Cine con nombre de mujer, que la Cinemateca de Cuba dedicó durante marzo al centenario del Día Internacional de la Mujer , como un homenaje a las  historias de tantas de ellas, sus luchas y sus imágenes reflejadas en la gran pantalla.
La selección se distinguió por la amplia variedad de realizadores, países y temas: desde los conflictos que ha vivido la mujer a través de la historia, la Gran Bretaña del siglo XVIII, la vida de la luchadora judeo-alemana Olga Benario; el embarazo precoz y la entrega en adopción del bebé, hasta el caso de Ana, quien acude a un hipnotizador para seguir la huella de sus vidas anteriores. Los 28 filmes seleccionados, de ellos 11 estrenos  en esta isla caribeña, abordan la lucha de la reina Isabel I, quien debió enfrentar al poderoso rey español Felipe II; la realidad de las viudas en India; la falta de derechos legales en Estados Unidos; las condenas a mujeres por delitos que no cometieron; la intolerancia; la diversidad sexual; el racismo y la discriminación; la mutilación genital en los países africanos, la venganza  y el amor, entre otros temas.
Antonia, Georgiana, Frida, Olga, Camila, Juno,  Pilar y María Antonieta son algunas de las protagonistas de estas cintas, que tienen en común el acercamiento a temas universales y, como telón de fondo, lo que entraña ser mujer en diferentes épocas, contextos y conflictos.
Pese a su calidad, una de las singularidades de la muestra fue la tibia acogida del público, atribuida a diferentes razones. Según Eloína Hernández, portera del cine La Rampa, sede de la exhibición, las personas eran pocas “tal vez porque son películas que ya se han visto”.
En tanto, Kenia Yera, profesora de un grupo de danza, quien asistió a varias de las proyecciones, dijo a SEMlac que “la idea y la selección fueron muy buenas”, pero agregó que, en su opinión, “hubo poca divulgación, de lo contrario las personas hubieran asistido más”.
La enfermera Vivian Iglesias  no reparó en ir al cine después del trabajo. “Con estas películas una puede constatar cómo ha sido la vida de las mujeres a través de los siglos, por todo lo que han tenido que pasar y enfrentar cuando han decidido  rebelarse”, comentó a la salida del filme británico de época La duquesa, una realización de 2008, del director Saul Dibb.
“Aunque algunas películas ya se han proyectado por la televisión, siempre es un espectáculo verlas en la pantalla grande. Aquí se han visto algunas memorables y actrices tan famosas como Catherine Deneuve”, dijo Jorge Luis Pérez, asiduo de la sala cinematográfica.
“Para mí, una de las más fuertes fue Simpatía por Lady Venganza, del realizador Park Chan-wook,  de Corea del Sur, una historia en la cual una amenaza lleva a la injusticia y a una venganza cocinada en 13 años de cárcel, y la crueldad sube progresivamente de tono hasta lo inimaginable”, comenta Laura Díaz.
Entre las cintas proyectadas estuvieron la mexicana Arráncame la vida, una  realización de 2008, del director Roberto Sneider;  XXy, de Argentina, dirigida en 2007 por Lucía Puenzo; Juno, un filme estadounidense de 2008, de Jason Reitman, y Caótica Ana, española, del realizador Julio Médem.

Marzo de 2010

(Solicite el trabajo completo a semcuba@ceniai.inf.cu)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *