Cadena perpetua por feminicidio

Alfredo Cabrera Opazo fue condenado a cadena perpetua por el parricidio de su hija Javiera y a ocho años por el homicidio frustrado de su ex pareja Claudia Neira. Cabrera pasará, como mínimo, 40 años en la cárcel, antes de optar por algún beneficio que le permita salir en libertad. Aun cuando la defensa intentó probar que no se encontraba en plenas facultades mentales al atentar contra Javiera y su madre, el Cuarto Tribunal Oral estimó, por unanimidad, que Cabrera Opazo era totalmente responsable del crimen de su hija. La abogada querellante, Patsili Toledo, expresó, fuera del tribunal, que esta condena marca un precedente en el país para los juicios que afrontan la violencia contra las mujeres. En lo que va de 2007 ya se han reportado 18 asesinatos de mujeres en Chile, confirmó la ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Laura Albornoz. Según estadísticas de Carabineros de Chile, en 2006 se registraron 2.138 denuncias por violencia intrafamiliar, catalogada como de lesiones graves, menos graves o gravísimas, mientras que se cuentan en 93,691 las denuncias estimadas como de lesiones psicológicas o leves (SEMlac).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *