Serie documental incursiona en conflictos de la juventud

Helen Palacios tiene 21 años. Vive con su mamá y su abuela y sueña con ser actriz. Pero durante un tiempo tendrá que aplazar los sueños: ahora tiene en sus brazos a una niña de apenas meses de nacida. Para su dicha, cuenta con el apoyo de su familia. 

Ella es la protagonista del documental Matar la jugada, primer capítulo de la serie «Ojos que te Miran», del realizador Rigoberto Senarega, presentado el 2 de marzo en La Habana.

Palacios estudió la enseñanza media en un instituto tecnológico. A diferencia de una de sus amigas, su mamá la dejaba salir y quedarse por la noche fuera de casa. Conoció a un muchacho seis años menor y, en una relación sexual desprotegida, quedó embarazada.
«No me faltaron consejos de mi mamá. Pero los jóvenes necesitamos experimentar nuestra sexualidad. La primera vez que nos quedamos juntos no había condón y nos aguantamos. Esa vez no, me pasé, ahora tengo a mi hija, pero también podría haber contraído el VIH», cuenta a SEMlac.
La relación no continuó, pero ella decidió tener su bebé, Lía Carolina. No todas las muchachas en esa situación tienen igual suerte: algunas no cuentan con el respaldo familiar; mientras otras recurren al aborto como salida al embarazo no deseado.
El embarazo en la adolescencia constituye en Cuba un problema de salud y su incremento en los últimos tiempos alarma a especialistas, por lo que representa en la vida de esas jóvenes, generalmente no preparadas ni física ni psicológicamente para la maternidad.
Helen es optimista. Tiene entre sus planes criar a su bebé y, más adelante, estudiar lo que le gusta y aporte a la educación de su hija, para trabajar y alcanzar su independencia económica.
Aunque reconoce que a los jóvenes no les gusta escuchar muchos consejos y ven la sexualidad como un juego, les recomienda que, en cada paso decisivo, lo piensen bien.
«La mayoría de las personas actúan como creen que deben hacerlo, a los jóvenes les digo que actúen pensando bien, en el momento indicado, el lugar indicado, detenerse a valorar bien para que todo les salga bien, que sea para su beneficio», insiste.
Sin embargo, estudiosos indican que en un embarazo adolescente no pocas veces la muchacha se ve obligada a abandonar los estudios. Luego, sus posibilidades de empleo pueden verse reducidas porque no tiene calificación para acceder a puestos con una remuneración aceptable.
En el debate que sucedió a la presentación del corto, en una céntrica sala de cine de la capital cubana, el psicólogo Yasmany Díaz, del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), destacó que el embarazo en la adolescencia está vinculado al VIH porque significa que hubo una conducta de riesgo en una relación desprotegida.
En declaraciones a SEMlac, Díaz apuntó: «creo que en la educación sexual habría que hacer un alto para transformar, trabajar en las escuelas y en las comunidades, algo complejo porque sería cambiar las creencias y las ideas de los padres. Que los jóvenes cambien implica que ese cambio pase también por la familia, la escuela y haya una sinergia entre todos esos factores».
La nueva serie, que en su etapa inicial contará con 25 capítulos, abordará temas relacionados con la juventud y sus problemas actuales, entre ellos sexualidad, empleo, violencia de género, recreación, relaciones intergeneracionales y la familia, entre otros, dijo a SEMlac Senarega.
Concebido inicialmente como un programa para la televisión, el proyecto estuvo por años engavetado hasta que el realizador presentó el proyecto al Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), que se encargó de la producción, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).
Los temas fueron escogidos a través de encuestas, encuentros con jóvenes, intercambios con especialistas e investigaciones sobre las problemáticas que afectan hoy a la juventud en la isla, señaló el documentalista.
A juicio de Senarega, esta serie es un granito de arena en la educación de las nuevas generaciones y puede contribuir a la solución de las diferentes situaciones que les afectan en la actualidad.
La idea es proyectar esta serie en cines y salas de video. Sin embargo, una de las propuestas del auditorio fue su exhibición en las escuelas, de modo que la juventud pueda debatir y analizar estos problemas.

Marzo de 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *