Los medios deben ser aliados de las mujeres

El papel que pueden tener los medios de comunicación, como importantes aliados en la potenciación de una cultura de la igualdad y en la deconstrucción de estereotipos y mitos sexistas, fue destacado por la cubana Isabel Moya, durante la apertura del Octavo Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, celebrado del 27 al 29 de mayo en La Habana.
Moya, directora de la editorial de la Federación de Mujeres Cubanas y de la revista Mujeres, dijo que los medios tienen una función clave en la transformación de las concepciones tradicionales de lo femenino y lo masculino.
Un esfuerzo que, a su juicio, debe acompañar a la voluntad política, la promulgación de leyes y la acción social y comunitaria a favor de propiciar la participación de la mujer en igualdad de derechos, posibilidades y oportunidades que los hombres.
La centralidad de los medios en la sociedad contemporánea y su papel en la conformación de imaginarios fue uno de los temas centrales de la cita que esta vez reunió en La Habana a cerca de un centenar de participantes de 12 países, procedentes de México, España, Argentina, Venezuela, Costa Rica, Italia, Guatemala, Nicaragua, Brasil, Panamá y Cuba.

En opinión de Moya, “es precisamente la convivencia de viejos y nuevos paradigmas de mujeres y hombres lo que tipifica el tratamiento de los seres humanos y sus relaciones en los medios de comunicación masiva en Cuba, a principios del siglo XXI”.
Las cubanas tienen una alta representatividad social: son el 44, 9 por ciento de la fuerza laboral, el 66,1 por ciento de la fuerza técnica de nivel medio y superior, 35,4 por ciento entre quienes ocupan puestos de dirección en el sector estatal civil y el 43 por ciento en el parlamento. En un proceso que apunta a la feminización del conocimiento, alcanzan ya el 64 por ciento de los graduados universitarios.
Pero, más allá de esos números, el arraigo de una cultura patriarcal atenta contra su pleno desarrollo. Si bien es en las relaciones de pareja y en el hogar donde más se evidencian esos rezagos, esta se manifiesta aún en muchos aspectos de la vida social, indicó Moya.
“A nivel ideológico se superponen las tradicionales visiones de lo considerado ‘femenino’ y ‘masculino’ con los nuevos modelos. Pudiéramos hablar como tendencia de un híbrido en el que se están gestando, tal vez, los nuevos paradigmas”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *