Solo hombres, políticos y futbolistas en las portadas

Un planeta masculino y con autoridades de traje, sin gente de la calle y sin mujeres, salvo alguna que rara vez aparece en posiciones marginales en cuanto a lugar de relevancia de las páginas portada de El Periódico, La Vanguardia, Diari Ara y El Punt Avui, sobre las que semanalmente La Independent realiza un análisis.
El análisis cuantitativo que se lleva a cabo desde hace varios meses ya cuenta con 11 semanas acumuladas, con un día por semana. El objetivo es valorar la presencia de mujeres en las portadas de estos medios, lugar donde se destacan las noticias de mayor importancia, así como observar también si se da importancia a temas relacionados con la cooperación y si esta refleja la situación de las mujeres.

Si las mujeres en general no aparecen, salvo en alguna ocasión, los temas relacionados con la cooperación no existen en las portadas, pese a que las necesidades fuera de las fronteras y al interior del país son muchas y, dentro de ellas, las de las mujeres especialmente. En los días analizados (17 de diciembre de 2015 y 15 y 18 de enero de 2016), las 12 portadas revisadas muestran un total de 35 fotografías en las cuales aparecen hombres en 32 oportunidades, mientras que las mujeres solo en 4 ocasiones de las cuales en una están presentes junto a hombres.
Se trata de imágenes de autoridades de gobierno, principalmente catalán y en menor medida español o de otros países. Además figuran con asiduidad deportistas masculinos, del futbol y del Barcelona, no aparecen otros equipos, otros deportes y no existen las deportistas femeninas.
Las imágenes de mujeres son muy esporádicas, cuando se habla exclusivamente de alguna (en una oportunidad), forman parte de un grupo de autoridades o se trata de alguna articulista.
Protagonismos
Aunque los titulares tienden también a mostrar la relevancia masculina de las noticias, de los 71 analizados una gran mayoría, 61, utiliza un lenguaje neutro respecto al género, por lo que el lenguaje sexista es mínimo y llega solamente a 6 ocasiones.
Respecto al rol, sin embargo, en los titulares sigue siendo protagónico el masculino (39) cuando es el centro de la noticia, suele tener, además, un carácter individual (37), frente a colectivos o «personajes» abstractos. Las mujeres tienen un rol protagónico en 5 ocasiones y 3 de estas es porque se trata de columnistas y su nombre y opinión son las que pesan. Como noticia, las mujeres no están.
Así como hay muchos titulares donde se utiliza un lenguaje neutro no sexista, también hay una alta aparición de protagonismos indefinidos a nivel de género, especialmente cuando se trata del origen de la información (33), donde hay una mayoría de roles de portavoces (64), frente a liderazgos (17), personas expertas (15) o quienes dan su opinión (8). Los liderazgos están ocupados en su totalidad por hombres.
Los protagonismos y el origen de la información son abrumadoramente adultos, no hay asuntos ni personajes infantiles, ni jóvenes ni mayores. La juventud se ve en el deporte y sus representantes futbolistas, aunque el tema es enfocado desde la institución adulta.
Cooperación
Los temas de orden social, de desigualdades, necesidades o carencias, no aparecen. Los asuntos político institucionales ocupan la mayoría de los titulares (25), mientras que las noticias sobre economía, sociedad, cultura, internacional y deportes, además de opinión, tienen un promedio de 7 publicaciones.
La cooperación, como se dijo anteriormente, no aparece destacada en ningún titular. En alguna ocasión (2) se habla de temas en los que podría estar involucrada, como el hambre que sufre la población siriana producto de los bombardeos o la situación de la gente refugiada; sin embargo, el enfoque de los titulares no hace referencia a lo que se hace o se necesita hacer.
La situación de las mujeres en estas noticias referidas a conflictos internacionales y la forma en cómo se encara su atención no se menciona, tampoco hay noticias sobre posibles situaciones de vulnerabilidad o precariedad de la población, y en especial de las mujeres, a nivel local. No se habla de la labor que se hace desde las entidades de cooperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *