Por Dixie Edith
Enseñar a las mujeres a identificar y enfrentar la violencia de género es imprescindible a la hora de desarrollar labores de prevención frente al VIH/sida.
A golpe de silencios lo aprendió Damaris Rondón, ama de casa de 37 años, residente en Yara, municipio de la provincia de Granma, a unos 750 kilómetros al este de La Habana.

Por Dixie Edith
Es noche de jueves en La Habana y en la pantalla de un televisor, ubicado en el Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida, la relación homosexual ocurrida en el siglo XVIII, entre un joven negro y un marinero holandés, acapara la atención de los asistentes.
Se desarrolla otra sesión de video debates para el proyecto de Hombres que tienen Sexo con otros Hombres (HSH), un colectivo de promotores que ha confirmado que disfrutar de una buena película resulta una vía efectiva de promover reflexiones acerca de la aceptación de la diversidad sexual y las conductas responsables frente al VIH/sida.

Por Dixie Edith
La Habana, octubre (Especial de SEMlac).- Cuando homosexuales, transexuales y travestis se incorporan a labores de promoción de salud en Cuba, están dando un paso para enfrentar y vulnerar manifestaciones de discriminación y maltrato que reciben desde la sociedad.
Integrantes del proyecto de Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH), del municipio Ciego de Ávila, al centro de Cuba, han confirmado esa experiencia, tras apostar por el arte como principal herramienta educativa.

Por Sara Más / Foto: Carmona

El claxon de los autos, vecinos que hablan en voz alta de una ventana a otra, los equipos del aire acondicionado de la oficina aledaña, el radio o el televisor a todo volumen, los automóviles que parecen discotecas ambulantes por toda la ciudad…
Los pobladores de la capital cubana viven en medio de sonidos y ruidos que, sea en el día, la tarde o la noche, se han convertido ya en un agresivo ingrediente cotidiano de su existencia.
"Es verdad que somos muy expresivos, gestuales, que hablamos alto y a veces no nos damos cuenta", comenta a SEM Mercedes González, una profesora jubilada de 63 años de edad.

Información adicional