Cuba: Ladrillos para una nueva mesa

Por Dixie Edith [14-05-2013]

El derecho a convivir en una casa inclusiva, "con una mesa donde todos y todas podamos sentarnos", al decir de Miguel Arias, diácono de la Iglesia Evenecer, fue defendido en una celebración ecuménica organizada como parte de la actual Jornada Cubana contra la Homofobia, el 11 de mayo.

Organizada por el Centro Memorial Doctor Martin Luther King (CMMLK), la cita se inició con una invitación "a compartir una mesa, que nos recuerda otras mesas donde nos hemos sentado, o donde no nos hemos sentado", según Ailed Villalba, coordinadora del Programa de Formación Socioteológica y Pastoral del CMMLK.

Alrededor de una mesa simbólica, brindis de té por medio, fueron compartidas historias personales, reflexiones teológicas, anécdotas y hasta canciones de quienes se acercaron al espacio, ya tradicional en la jornada contra la homofobia que convoca el Pabellón Cuba capitalino, cada mayo, desde hace seis años.

En la celebración participaron personas de las más diversas procedencias y religiones, líderes y representantes de diversas iglesias cristianas llegados, incluso, desde los Estados Unidos.

Justo desde el sur de ese país norteño vino Jane Hardin, una mujer que se identificó como lesbiana tras 30 años de matrimonio y dos hijas fruto del mismo.

"Me encontré a mí misma, me divorcié y empecé a vivir con mi compañera. Soy lesbiana hace 18 años", confesó y aseguró que "nunca es demasiado tarde".

Según la reverenda Daylin Rufin, de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba, a menudo "los prejuicios, los complejos de inferioridad, pero también de superioridad, la falta de tiempo", y diversas manifestaciones de miedo nos han impedido sentarnos a una mesa ecuménica.

"Como persona que sirve como pastora, la mesa es muy importante, pero si no va a ser de todos, no va a ser la mesa de Dios", afirmó Rufin.

En ese sentido, el pastor Idael Montero contó que algunos de sus amigos "que compartían la fe hoy no están en las iglesias, porque les fue negado el derecho a compartir la mesa".

Creado el 25 de abril de 1987, el CMMLK trabaja la reflexión teológica a través de la metodología de la educación popular, apoyando cualquier lucha contra la injusticia social y la discriminación, desde una interpretación menos literal de la Biblia.

"Esta es la tercera vez que nos sumamos a esta jornada y, de cierta forma, es lógico que lo hagamos", dijo Rufin a SEMlac.

Por su parte, Arias agradeció la presencia en la celebración del Sergio Arce Martínez, destacado teólogo cubano y pastor retirado de la Iglesia Presbiteriana Reformada, pues "fue uno de los que nos abrió el camino, la mente, para ver la Biblia de otra manera".

A juicio del también profesor Arce, el ecumenismo no debe limitarse al campo eclesial cristiano: "Creo en uno que se extiende a incorporar en él a toda nuestra ciudadanía y, aún más, a toda la creación de Dios", explicó en 2010 en entrevista especial para la agencia noticiosa ADITAL, realizada por la periodista del CMMLK Idania Trujillo.

La mesa propuesta por el CMMLK cerró con un ejercicio de inclusión. Quienes compartieron la celebración escribieron en pequeños papeles, metáforas de ladrillos, las palabras que no podían faltar en la construcción de una nueva casa, con una nueva mesa.

Amor, confianza, fortaleza, que, según su interpretación, suponen libertad, justicia, aceptación... fueron algunos de esos ladrillos que dejó el espacio coordinado por el centro de inspiración cristiana como símbolo de esperanza.

Visto 1287 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional