Helen Hernández Hormilla

Helen Hernández Hormilla

hormilla@gmail.com

Con la carga del cuidado doméstico y familiar sobre sus espaldas exhaustas y la escasez del capital imprescindible para emprender un negocio, a las cubanas les sigue costando más aprovechar las oportunidades de trabajo independiente que impulsa la reforma económica vigente en el país caribeño.

Mayo de 2015 reportó la mayor cifra de mujeres cuentapropistas hasta el momento: 30,6 por ciento de las 504.613 personas dedicadas a este tipo de ocupación en el país, según un informe del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social divulgado en junio.

Era menos que utopía la ordenación de mujeres en la estructura eclesial protestante cuando Gisela Pérez Muñiz emprendió esa batalla en la comunidad bautista oriental, allá por los sesenta del siglo pasado, en Santiago de Cuba, a unos 860 kilómetros de La Habana.

La teóloga logró sensibilizar con su caso a otros líderes religiosos que defendieron la postulación y así pudo convertirse en una de las primeras pastoras bautistas de Cuba, ocupación que ejerció desde 1965 hasta 2014, cuando se jubiló.

La presencia de identidades no heterosexuales en el arte cubano contemporáneo amplía su visibilidad con la más reciente entrega de la revista Extramuros, presentada el 27 de junio en la librería Alma Mater de la capital cubana, en vísperas del Día del Orgullo Gay.

El número 38 de la publicación del Centro Provincial del Libro y la Literatura dedica un dossier al homoerotismo en la cultura cubana, que incluye ensayos, artículos y muestras creativas que tienen como centro a identidades de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales).

Palabras de cariño y compromiso selladas con un beso y el aplauso colectivo atestiguaron el afecto de más de 30 parejas del mismo sexo bendecidas por líderes protestantes de Cuba y Estados Unidos, durante un culto ecuménico realizado en el Pabellón Cuba, en La Habana, el 9 de mayo, como parte de la VIII Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

Por la céntrica avenida 23 de La Habana, donde diariamente transitan cientos de personas ensimismadas en su cotidianidad, irrumpió el sábado 9 de mayo la sonora y colorida "Conga por la diversidad", una de las acciones principales de la VIII Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, en reclamo de respeto y plenos derechos para lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI) en Cuba.

Non-heterosexual people are often accused of being sick, depraved and sinful, and continue to be rejected by the Church.

Noemí Vázquez (60), whose partner has for decades been another woman, speaks of her love of Christ with the same conviction she defends her legitimate sexual orientation.

Acusadas de enfermas, depravadas o pecaminosas, las personas no heterosexuales siguen sufriendo el rechazo de las iglesias cristianas que, en su mayoría, censuran las sexualidades no tradicionales y les excluyen de ciertas liturgias y gobiernos religiosos.

Noemí Vázquez, unida hace décadas a otra mujer, habla de su amor por Cristo con la misma convicción con que defiende la legitimidad de su orientación sexual diferente a la norma heterosexual vigente.

Lunes, 27 Abril 2015 14:09

Women and violence

Shortly after sunset, the living room of Odalys Rodríguez provides an excellent framework for experience-sharing among women members of one of seven Self-Help Groups. They were all established by the Bartolomé G. Lavastida Christian Training and Service Center (CCSC- BG) in Santiago de Cuba, 862 kilometers east of Havana.

Its members discuss family and gender violence issues, and have their awareness raised so that they can put an end to male-chauvinistic practices.

Lunes, 27 Abril 2015 14:04

Dealing with homophobia in the media

Non-heterosexual people are hardly covered by the local media in the eastern province of Santiago de Cuba, 862 kilometers away from the capital city.

A research work by communication expert María Rodríguez in 2014 showed that sexual diversity issues have been raised only after the holding of the National Meetings against Homophobia. This initiative has been annually implemented by the National Sex Education Center (CENESEX) since 2007.

Desde octubre de 2012 la vida de Adela -enfermera en el hospital María Escobar Laredo de la comunidad pesquera de Caibarién, en Villa Clara, provincia a 400 kilómetros de la capital- pasó del anonimato a la notoriedad pública.

Al convertirse en delegada a la Asamblea Municipal del Poder Popular (concejala), en la Circunscripción 5 de su localidad, no tenía más pretensión que batallar por los derechos de quienes la eligieron. Pero ser la primera transexual cubana en asumir un cargo gubernamental la convirtió al instante en símbolo de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros) cubana.

Información adicional