Activistas cuentan sus historias con orgullo

[18-05-2020]

Personas que luchan por los derechos de la población LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queers) de Cuba compartieron historias de vida y de superación durante una trasmisión en vivo mediante Instagram live, el pasado 16 de mayo, desde el sitio en esa red social de Tunturuntu pa’tu casa, espacio de comunidad cultural cubana.

En alianza con @fonomacuba y el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la trasmisión titulada “Hablemos de orgullo” se vinculó así a la XIII Jornada Cubana contra la homofobia y la transfobia, que este año tiene por escenario el ciberespacio, durante todo el mes de mayo, ante la medidas de distanciamiento adoptadas ante la Covid-19.

Para Arturo Ochoa Poveda, creador y coordinador de la plataforma EntreDiversidades valoró el activismo que hoy realiza desde las redes sociales en internet, vía de comunicación que permite educar, sensibilizar o mostrar historias de vida, visibilizar la causa y a la vez desmontar prejuicios y discriminación, “con un mayor alance, porque puedes llegar a más personas”.

“La mejor vía ha sido la educación de pares”, asegura el joven, quien se estrenó en el activismo a los 15 años de edad, con la creación de una red de activismo social entre jóvenes, iniciada en su propia aula universitaria para la prevención del VIH-sida.

Primero es necesario hacer un cambio en uno mismo para luego poder incidir sobre otras personas, asegura. “Desmoté primero muchos mitos que tenía sobre lo que era una persona homosexual y que entraban en contradicción incluso con lo que yo estaba sintiendo”, relata.

Para Poveda, una forma de llevar el trabajo de sensibilización y las luchas LGBTIQ a todos los espacios es saber insertarlo en la vida cotidiana de cada activista. “Es como una mochila que cargas contigo y la llevas a todas partes”, precisó.

Su propia transformación personal y crecimiento humano, recibir información, compartirla con su familia y otras personas, y entender que la diversidad sexual es algo natural son ganancias que el joven atribuye y agradece al activismo.

“Lo importante es dejar un mensaje y avanzar hacia una Cuba más inclusiva”, sostiene.

Con menos experiencia, la joven Diana Mendoza apenas lleva un año vinculada a grupos de activismo: primero desde la Red de mujeres lesbianas y bisexuales del Cenesex; un tiempo también con la Red Almazul, de hombres transexuales.

Junto a Carlos Alejandro Sánchez, comunicador y moderador, Arturo Ochoa y Diana Mendoza, activistas LGBTIQ+ de Cuba, hablaron de sus expereincas desde el Instagram de Tunturuntu Cuba.Junto a Carlos Alejandro Sánchez, comunicador y moderador, Arturo Ochoa y Diana Mendoza, activistas LGBTIQ+ de Cuba, hablaron de sus expereincas desde el Instagram de Tunturuntu Cuba.

“Me sensibilicé mucho con la comunidad trans, que es de las más discriminadas”, comentó durante la trasmisión por Instagram live. Entre otros ejemplos dolorosos, refirió que esas personas viven situaciones que se tornan muy complicadas, como el momento en que alguna autoridad les pide el carné de identidad en la calle y les cuestiona por qué no coincide lo que dice el documento con lo que la persona viste o representa.

“Aunque ya no soy parte de ese grupo, sigo ayudando a los chicos y tenemos gran comunicación. Son personas a las que sufrir tanto las vuelve muy introvertidas; los animo y apoyo para que salgan adelante, eleven la autoestima, y se sientan felices como son”, relata. “Me motiva ayudarlos a crecer”.

Mendoza contó igualmente parte de su historia personal, como la difícil decisión de contarle a su familia que ella no era heterosexual, como su mamá y su papá pensaban. “Les dije que era bisexual. Mi mamá vivía conmigo y fue quien más lo sufrió. Tiempo después me preguntó si no me gustaban los hombres y le dije que no. Ella me dio el pie forzado. A partir de ahí me sentí libre, en confianza y con fuerza”, cuenta en su testimonio.

Su familia, dice, siempre la apoyó mucho, incluso en los tiempos de aceptación y depresión que ello generó en su madre, siempre sintió su respaldo, asegura.

“He sido afortunada con la familia, las amistades y el vecindario, por eso me sensibilizo tanto y creo que puedo aportar para ayudar a seguir adelante a otras personas que necesitan encontrar su camino”, comenta.

En medio de una sociedad donde aún queda mucho por hacer para conquistar todos los derechos para todas las personas, en particular de la comunidad LGBTIQ, Mendoza llamó a unirse en la lucha por una Cuba más inclusiva y diversa.

Para Carlos Alejandro Sanchez, moderador de la trasmisión en vivo, Poveda y Mendoza “son parte del activismo cubano, cuyas experiencias de vida inspiradoras permiten hablar con orgullo de lo que nos hace únicos y auténticos, que es luchar día a día para evitar que se discrimine o se señale a las personas por ser diferentes y expresar cómo son”.

Visto 99 veces
Valora este artículo
(0 votos)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional