Sujetas a una doble discriminación, por género y orientación sexual, las mujeres lesbianas en Cuba han encontrado en el activismo un escenario para crecer como personas y colectivo, visibilizar sus demandas y exigir sus derechos. Sin embargo, ese activismo sique a la zaga y menos visible en la comunidad de grupos y personas no heterosexuales del país.

Mavis Susel Mauri, la primera persona en Cuba que accedió a una cirugía de adecuación genital como mujer transexual, cuando aún ese proceder quirúrgico no estaba establecido en el país, celebró este 22 de mayo ese suceso de su vida, junto a especialistas que lo hicieron posible y amistades.

Es joven, quiere y puede ser mamá, pero más de un motivo le impiden tener un hijo con su pareja. Es una mujer lesbiana y no le interesa la vía natural, la de tener relaciones sexuales con un hombre para quedar embarazada. Pudiera acudir a la reproducción asistida, pero los protocolos cubanos no contemplan esa variante para las mujeres de su orientación sexual.

Un fenómeno presente en nuestras sociedades del cual Cuba no ha podido escapar pese a sus innumerables propuestas y estrategias de trabajo, es el inadecuado tratamiento de las diferencias de géneros. Entre otros asuntos porque cuando se habla en la isla del tema se centra la mirada en lo supuestamente femenino, en el ideal que la sociedad históricamente ha construido y reproducido para este género, que deja fuera la incongruencia entre sentirse femenina y tener genitales masculinos.

Página 1 de 78

Información adicional