En Cuba es tan común el humor como el beisbol. Forman parte inherente de la cultura nacional, tanto que importantes teóricos y estudiosos de las Ciencias Humanísticas y Sociales han dedicado enjundiosas investigaciones a temas como el choteo. Pero no siempre la comicidad ha sido vanguardia en cuanto a posturas artísticas y sociales en la isla. En ese sentido, buena parte del humor presente en la televisión y en los espectáculos teatrales y de cabarets en Cuba es discriminatorio cuando aborda tópicos como la diversidad sexual.

Activistas por los derechos de las personas LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, queers) en Cuba sugieren incluir el respeto a la diversidad sexual en los fundamentos políticos de la nación.

Tener vínculo laboral o estudiantil, así como recibir terapia hormonal, pueden ser factores que favorecen una mejor calidad de vida para las mujeres trans, de acuerdo con un estudio realizado con un grupo de ellas en Cuba.

Con la consulta del anteproyecto para reformar la constitución desde este 13 de agosto, en Cuba, también irán a discusión ciudadana viejas demandas de la población LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas trans) en la nación caribeña, entre ellos el matrimonio igualitario y el reconocimiento de la diversidad familiar.

Página 1 de 80

Información adicional