Periodistas y apoyo a los derechos de las mujeres

Por Montserrat Minobis (Catalunya-España), Miriam Bobadilla (Argentina) y Rosa María Rodríguez Quintanilla (México) Equipo coordinador de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género [05-05-2016]

Sería fantástico tener 157 amigas incondicionales repartidas por el mundo en 27 países, que hablen varias lenguas y tengan las distintas culturas de cuatro continentes. Es una idea que ilusiona pero es bastante absurda por imposible. Sí es posible, sin embargo, que estas personas se reúnan con una motivación colectiva, como es la defensa de las mujeres y de sus derechos humanos, y con una actividad profesional común, como es el
periodismo.


Así fue. Tras una larga lista de ponencias, realizadas en varios idiomas, debates y reflexiones en torno a los medios de comunicación y las mujeres, como trabajadoras en ellos y como noticia, el pasado 17 de abril concluyó con gran éxito el 6º Encuentro Internacional de Periodistas con Visión de Género realizado a orillas del Mar Mediterráneo, en Barcelona.
Hasta la capital catalana llegaron delegaciones de México, Colombia, Bolivia, Portugal, Noruega, Líbano, Rusia, Siria, Marruecos… entre muchas otras. Un encuentro diverso de profesionales periodistas, que ejercen como tal o trabajan desde la academia y la investigación.
El encuentro, en su sexta versión (anteriormente en México, Colombia, Marruecos y España), se realizó en la prestigiosa Universitat Pompeu Fabra y en el Colegio de Periodistas de Cataluña y fue además el cierre de reuniones previas de periodistas con visión de género de las redes del Mediterráneo y de (The Global Alliance for Media and Gender) Gamag-Europa.
Además de un rico recopilado de ponencias, editadas en un libro ya agotado y que se difundirá por la página http://genderinjournalism.org, el 6º Encuentro dio como resumen final un comunicado relacionado fundamentalmente a asuntos de la profesión desde la visión de género y tres pronunciamientos específicos.
Dos de los pronunciamientos, y especialmente el referido a un caso boliviano, han dado lugar a alguna interpretación publicada en este diario; sobre ella poco comentaremos ya que tiene un fuerte tufo misógino al menospreciar esta cita global señalando que fue una reunión de amigas, pero nos es propicia para dar a conocer la actividad de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género y su último encuentro.
Dilma y Andrea
El primer pronunciamiento del 6º Encuentro Internacional de Periodistas con Visión de Género rechaza el "maltrato informativo, sesgado, machista y denigrante” en los medios de comunicación contra la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff. Insultos y agravios que se hacen a su condición de mujer, que no ocurren cuando se trata de un presidente varón y que desde la mirada machista se banaliza. No es necesario ser feminista para repudiar este tipo de agresiones, basta con ser persona; así como es ser democrático plantear que se respete el orden constitucional y se rechace cualquier intento de golpe de Estado.

También se hizo un pronunciamiento a favor de un juicio por feminicidio en el caso de Andrea Aramayo, hija de la periodista boliviana Helen Álvarez Virreira, por el desprestigio a la víctima y la falta de garantías judiciales que se han observado durante el caso.
Es evidente que al ser Álvarez periodista y parte de la Red Internacional hayamos puesto interés en este caso; sin embargo, este hecho no nos ciega. Tenemos la certeza de que se trata de un modelo ideal de situación en la que la visión de género y el ejercicio de la ley contra la violencia de género se ponen a prueba, por ello el pronunciamiento.
En este caso se ha planteado una duda entre si fue un accidente o si fue un feminicidio. Tomamos en cuenta la desaparición de videos, con la presencia de testificaciones dudosas (como que ella se cayó), la difusión desprestigiante hacia la víctima en los medios (que estaría ebria, obsesionada y con desequilibrio mental) y nos basamos, además, en el contexto, cada vez de mayor peso en las disciplinas sociales y también en el Derecho, donde se evidencia una relación de pareja (entre víctima y acusado) en condiciones de desigualdad y de algunas posibles violencias (psicológica, económica, laboral) contempladas en la ley como razones de feminicidio. No se trata de venganza,
sino de justicia.
Se debe evitar que por temor a una hipotética sanción excesiva para el acusado (victimizándolo) se deje de lado la justicia para la víctima, que ya está muerta. En un juicio por feminicidio podrán aportar, ambas partes, las pruebas necesarias que lo afirmen o nieguen; si, al contrario, se trata de un juicio por homicidio imprudente (como accidente de tránsito) se quita a la víctima la posibilidad de justicia.
Violencia en los medios

El 6º Encuentro no ha girado en torno a los temas de los pronunciamientos, que son, aunque importantes, específicos y particulares. Las conclusiones están resumidas en un comunicado que denuncia la discriminación y distintas violencias que en el ejercicio de la profesión sufren a nivel global y en distintas intensidades las mujeres periodistas, como acosos, brecha salarial, racismo, agresiones, amenazas e inclusive asesinatos.
Toma en cuenta los nuevos escenarios de violencia, como son las redes sociales y las amenazas cibernéticas de las que son víctimas las periodistas y los medios desde donde se hace periodismo con visión de género. Así también, la situación de vulneración de los derechos de las mujeres periodistas en el ámbito contractual, laboral y sindical. Luego de haberse presentado varios estudios académicos y especializados sobre la visibilidad de
las mujeres en los medios de comunicación, el manifiesto también se refiere a la escasa y poco cualificada presencia de la mujer en los medios, incluidos los virtuales, donde no se refleja su voz ni su diversidad, protagonismo, liderazgo o conocimiento.
Con una realidad lacerante en las puertas de Europa a raíz de los conflictos en Oriente Próximo, y luego de varias ponencias y testimonios que se refieren a esta situación, se llama la atención sobre la imagen que se muestra de la mujer refugiada y de la inmigrante en los medios de comunicación, siendo esta inexistente o estereotipada, además de no reflejar su mayor vulnerabilidad en las situaciones de conflicto.
El 6º Encuentro pide que las empresas periodísticas públicas y privadas actúen contra las
informaciones de carácter sexista y con patrones patriarcales, que se adopte la perspectiva de género, y plantean que se haga posible una certificación mediante el "Sello de calidad de género”, entre otros puntos.
En Bolivia, donde no existe una red de periodistas con visión de género, esperamos que pronto se conforme alguna y se integre a la Internacional, donde será recibida con sonoridad..

Fuente: Página Siete

 

Visto 979 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional