En España las cifras hablan por sí solas. En lo que llevamos de año, una mujer ha sido asesinada por su pareja cada cinco días, un 47 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado. Solo en el mes de febrero ya se tenían las peores cifras de asesinadas por violencia de género desde 2008, y se prevé que los datos doblen los del año pasado. Junto con las 28 mujeres asesinadas de 2017, también se deben contemplar como víctimas 13 huérfanos. El presupuesto del Gobierno para la lucha contra la violencia de género y políticas de igualdad representa un 0,01 por ciento del gasto total, es decir, unos 28 millones de euros. Desde el año 2004, cuando se aprobó la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, se contabilizan más de 800 mujeres asesinadas y más de 161 huérfanos.

“Creamos una lata especial para reconocer a quien ignora rótulos, desafía los prejuicios y asume quién realmente es. Esta Coca es orgullo. Esta Coca es respeto. Esta Coca es Fanta”. Con este mensaje impreso, Coca-Cola Brasil distribuyó a los funcionarios de su sede en Río de Janeiro latas del más popular refresco del mundo como parte de una acción interna en apoyo al día del “orgullo gay”.

Esta vez fueron las integrantes del jurado de la 70 edición del Festival de Cannes quienes lanzaron un alegato feminista en favor de una mayor presencia femenina en la industria cinematográfica, con la intención de que el cine sea un reflejo de la sociedad actual. “Nos estamos perdiendo muchas historias”, lamentó la directora, guionista y productora alemana Maren Ade, quien manifestó que al ser un mundo predominantemente masculino hace pensar a veces que no es un mundo para las mujeres.

Cada martes un grupo de mujeres se reúnen para hacer teatro. Juntas crean, escriben y ensayan. Las integrantes de la compañía ‘Mujereando’, que lleva tres años en activo, son muy diferentes pero tienen algo en común: son mujeres sin hogar. “Son unas valientes”, dice con orgullo la directora de la compañía, Carmen Tamayo, actriz y técnica de intervención psicosocial de la Fundación Rais en Sevilla. “No todo el mundo es capaz de subirse a un escenario y contar lo que ellas cuentan”.

Página 1 de 20

Información adicional