Pasadas dos huelgas feministas con participación masiva y seis años desde el primer “Machismo y medios”, en 2013, acaba un año más y sigue habiendo material de sobra para este artículo: mujeres sin nombre, columnistas señoros y graves errores en la información sobre violencia de género en pareja. 2019 ha sido, encima, el año en que el machismo sin caretas de la extrema derecha entró en el Congreso. Hoy tiene 52 diputados, pero antes de lograr una representación institucional sin precedentes en democracia tuvo mucho espacio en los medios. Aquí tienen los titulares más machistas del 2019 en España.

Violencia de género en pareja

Da igual cuántos manuales sobre cómo abordar el tratamiento informativo de la violencia de género en pareja se hayan publicado: en 2019 hemos vuelto a ver titulares en los que “las mujeres mueren”. Son muchos, ocurre a menudo y, sí, en muchas ocasiones es el titular que se puede poner en un primer momento, cuando aún no se conocen detalles de los hechos.

El problema es que a la formulación “una mujer muere” le acompaña un relato en el que las víctimas se lo buscaron. Los verdugos quedan ocultos detrás de formas impersonales y los asesinatos sirven para cazar clics o se engloban en la sección “tendencias”.

En lugar de solo decir NO a la violencia de género, las campañas de comunicación o de bien público deben orientarse a cuestionar y desmontar las normas sociales que perpetúan estas formas de maltrato, coincidieron activistas latinoamericanas durante un foro sobre comunicación, celebrado del 2 al 6 de diciembre en La Habana.

Las nominaciones de los 34 Premios Goya evidencian la discriminación que sufren las mujeres profesionales en el cine español. La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) pide el cumplimiento del Plan de Acción que elaboró a petición del ministro de Cultura y que revertiría esta situación.
En las 91 nominaciones (no se tienen en cuenta las de interpretación), solo 19,05 son mujeres (los decimales corresponden a trabajos en los que las mujeres comparten especialidad con hombres), lo que significa el 21,5 por ciento.

Janire Orduna y Bea Aparicio son dos mujeres que recorren espacios feministas y los traducen en algo visual. Juntas, forman FemGarabat y convierten toda la información que aprenden en caricaturas y dibujos que enseñen. El consumo de la prensa en papel empieza a sonar nostálgico: cada vez cierran más quioscos (se habla del futuro incierto del negocio) y se gastan más datos móviles, más batería en el dispositivo. Ellas, cada una desde su rama, han encontrado una forma amena de transmitir los mensajes -a veces, complejos- de las diferentes teorías feministas. Su investigación sobre el Relato Gráfico Feminista es un soplo de aire fresco que mezcla las bases y los fundamentos del movimiento, su toque personal y la expresión artística.

Información adicional