Visibilizar la violencia de género constituye una necesidad imperiosa, pues permite mostrar sus manifestaciones, causas, así como resulta útil para desnaturalizar prácticas cotidianas que llegan, incluso, a normalizar las múltiples formas de abuso físico, sicológico, sexual, entre otros, que sufren miles de mujeres a diario.

Profesionales del periodismo, la comunicación y personas vinculadas a proyectos agrícolas en diferentes zonas del país se pronunciaron por llevar a los medios de comunicación imágenes más reales y menos estereotipadas de las mujeres.
Contar sus historias desde buenas prácticas comunicativas, que ahonden en sus realidades, éxitos, obstáculos y aspiraciones fueron algunas de sus propuestas, hechas durante el foro virtual “Representación mediática de las mujeres cubanas vinculadas a la producción de alimentos”, realizado el pasado 9 de abril mediante un grupo de WhatsApp.

Diversas formas de maltrato suelen pasar inadvertidas, a tal punto que se incorporan a la vida cotidiana, la crianza de niñas y niños, las relaciones entre adolescentes y la cultura popular en Cuba.

Para reconocerlas y transformarlas, una nueva campaña de comunicación propone reflexionar sobre las diferentes formas de maltrato y escenarios en los que tienen lugar.

Semanas previas al 8M, un grupo de mujeres diversas se reunió en Telegram para conspirar y gestar un proyecto diferente: Cimarronas, con toda la rebeldía que implica cualquier iniciativa feminista. Cimarronas, según su declaración inicial, por las esclavas y esclavos que se lanzaron al monte a buscar la libertad. Entre las ideas esenciales del proyecto se encuentra reivindicar las luchas históricas y presentes para derrumbar el patriarcado, aliado indiscutible del capitalismo.

Una forma de resumir esta propuesta sería también la de mujeres socialistas, que anhelan deconstruir imaginarios machistas y heteropatriarcales. Mujeres que se unen cual aquelarre para desaprender y ayudar a otras mujeres y hombres a entender temas de género tratados con poca sistematicidad en los medios de comunicación. Feminismo, anticapitalismo, anticolonialismo, justicia social y poder popular destacan entre las esencias de una narrativa en y para el espacio virtual, sobre todo en las redes sociales, pero que no olvida acciones de impacto en comunidades a las cuales intenta hacer llegar su voz.

Página 1 de 114

Información adicional