Debates

Salud de mujeres trans…necesidades al margen

¿Qué sugerencias daría para mejorar la atención en salud de las mujeres trans?

Yelieen Burgues

Yo creo que las problemáticas y particularidades de las personas trans se deberían incorporar a los programas de formación y planes de estudio, no solo de los estudiantes de Medicina, sino de residentes en especialidades afines.

Otra sugerencia es ampliar el servicio a otras partes del país; se pudieran organizar diplomados o maestrías para formar a especialistas de otras provincias, porque cuando vamos a las consultas encontramos a muchas chicas que durmieron en la terminal de ómnibus para poder venir a la consulta, o que viajan por 48 horas porque no son de las cabeceras provinciales, sino de algún municipio o provincia oriental.

Deberían existir servicios, al menos, por región. Hay muchas que no conocen de la comisión en La Habana y, si la conocen, no pueden llegar a la capital.

Malú Cano

Si tomamos los resultados de la ONEI vemos que un alto porcentaje de las personas trans están infectadas con el VIH y se hormonan sin prescripción u orientación especializada.

Creo que se deben de tomar medidas por parte del gobierno. Ya se sabe que desde el Cenesex existe una comisión de atención integral, pero a muchas personas les cuesta acceder a este servicio. Por lo que conocemos en Trans Cuba, más de 4.000 personas requieren de este servicio y creo que se deben tomar las medidas para que no tengan que trasladarse a la capital y quizá se puedan crear comisiones en las diferentes zonas del país: oriente, centro y occidente. Aunque no dejo de aspirar a que sean provinciales, pues si el país le destina recursos y un lugar importante a la salud, debería atender las necesidades de un grupo poblacional que requiere de estos servicios por parte del Ministerio de Salud Pública.

Elvia de Dios

La principal sugerencia es que la atención de las necesidades específicas de salud de la población trans, al menos la de acompañamiento y la endocrinológica, se oferte en cada municipio del país y articulada desde la Atención Primaria de Salud. De esta forma se abarcarían no solo los procesos de feminización de las mujeres trans, sino también necesidades generales como la detección temprana del cáncer de próstata.

También es necesario el acompañamiento jurídico descentralizado, en función de hacer cumplir sus derechos ciudadanos.

Otra sugerencia es la sistematicidad en cada rincón del país de la campaña de bien público contra la homofobia y la transfobia, liderada por el Cenesex, que ha mejorado la acogida familiar y el respeto social de las personas trans.

Establecer servicios y programas específicos para la salud trans es extremadamente necesario. En Cuba quedan legalizados en la Resolución 126 de 2008, del Ministerio de Salud Pública. Los servicios y programas que forman parte de la política de salud de los países garantizan el derecho humano a la salud; no es que las personas trans padezcan ningún tipo de enfermedad mental, como tan frecuentemente se interpreta, es todo lo contrario: la sociedad les crea malestar al irrespetar la manera de expresar su identidad de género y, por tanto, se quebranta el pleno bienestar físico, psicológico y social que abarca el concepto de salud de la Organización Mundial de la Salud.

Información adicional